Las maras imponen su ley en Guatemala

El triángulo norte de Centroamérica, que incluye también a El Salvador y Honduras, es considerada la región más violenta del planeta


BOGOTÁ / E. LA VOZ

Las maras imponen su ley a base de violencia en Guatemala. El último incidente tuvo lugar cuando un comando de la Mara Salvatrucha, una de las pandillas más violentas de Centroamérica, asesinó a siete personas la noche del miércoles en el hospital Roosevelt, el más grande del país, en un operativo ideado para rescatar a uno de sus líderes, identificado como Daniel Cabrera Cifuentes, que había ingresado escoltado por la policía horas antes. La masacre ha vuelto a dejar patente la crudeza con la que actúan las pandillas.

«Fueron cinco minutos de terror», relató una testigo, Floridama Gómez, enfermera del hospital, al diario local La Prensa Libre. «Yo estaba sentada cuando escuché la balacera [tiroteo]. No se detenía. Llamé a mis compañeros y cuando miramos por la ventana, la gente corría de un lado a otro», añadió la testigo. La rápida actuación de las fuerzas del orden permitió la detención de cinco personas tras el atentado al hospital, entre los que se encontraba un menor, de 17 años, supuesto cerebro de la operación. Otro grupo de mareros logró escapar con Cabrera. 

La Mara Salvatrucha cuenta con miles de integrantes en Guatemala, dedicados al tráfico de drogas, la extorsión, el matoneo y el sicariato. Se enfrentan, desde hace años, a la pandilla rival, el Barrio 18. Las autoridades registran una ola de violencia cada agosto desde el 2005, cuando se rompió un pacto de no agresión entre los dos grupos. 

Las dos pandillas actúan también en El Salvador y Honduras. Son producto, según los expertos, de la violencia vivida en la región durante las guerras civiles del último cuarto del pasado siglo. Nacieron entre la comunidad emigrante en EE.UU. y llegaron a la región tras la deportación de sus líderes.

Terror asentado y organizado

Las maras han desatado el terror durante más de 15 años a lo largo de todos los países en los que actúan. El triángulo norte de Centroamérica, que incluye a Guatemala, El Salvador y Honduras, es considerada la región más violenta del planeta fuera de zonas de guerra. El año pasado registraron, en conjunto, 14.870 homicidios, según datos recabados por la agencia Efe. Su influencia es total, y abarca el mundo político, económico y social.

Otro de los factores que influye decisivamente en la fácil actuación de las pandillas es la impunidad. La mayoría de crímenes no son resueltos debido a los escasos medios con los que actúan las autoridades.

La tragedia ocurre en un país todavía consternado por la muerte de 41 niñas en un albergue juvenil el pasado marzo. Tanto su director, Santos Torres, como el exsecretario de Bienestar Social de la Presidencia, Carlos Rodas, serán llevados a juicio en los próximos días acusados, entre otros cargos, de homicidio.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Las maras imponen su ley en Guatemala