Maduro se deshace de la fiscal disidente

La Constituyente reemplaza a Luisa Ortega por el defensor del pueblo, fiel al presidente


Caracas / e. La voz

Los peores temores se han cumplido. La cuestionada Asamblea Nacional Constituyente impulsada por Nicolás Maduro ha comenzado a actuar con mano de hierro contra los críticos y su primera víctima ha sido la fiscal general de la República, Luisa Ortega Díaz, que fue destituida. La decisión fue la tercera que tomó la instancia encargada de redactar la nueva Constitución venezolana ayer, en su primer día de sesiones, donde también aprobó que sus funciones se extenderán «por lo menos dos años» y que podrá sesionar en cualquier parte del Palacio Federal Legislativo, sede de la Asamblea Nacional controlada por la oposición.

La Constituyente justificó el despido de Ortega Díaz en una comunicación que el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) que le envió por presuntamente incurrir en «faltas graves durante el ejercicio de sus funciones». Al tiempo, autorizó su enjuiciamiento, le prohibió salir del país y ordenó el embargo de sus bienes.

El número dos del chavismo, Diosdado Cabello, propuso nombrar provisionalmente al hasta ahora defensor del pueblo, Tarek William Saab, una figura cercana a Maduro, como nuevo fiscal general. La petición fue aprobada por unanimidad por los 545 miembros del órgano oficialista.

Pese a que Cabello aseguró que la medida no era «un linchamiento personal ni político» contra Ortega, quien en marzo se desligó del Gobierno al cuestionar los fallos del Supremo que liquidaron al Parlamento, apenas minutos después dejó en claro que lo era. «Comienza una nueva institucionalidad gracias a la Constituyente (…) El Ministerio Público hasta hace media hora que estuvo al frente de él la señora Ortega Díaz era un centro de impunidad», dijo para luego quejarse de que no se procesara a quienes han llamado y participado en la ola de protestas que sacude al país ni tampoco a quienes han atacado a los policías y militares enviados a reprimirlas.

La sede de la Fiscalía General amaneció ayer rodeada por la Guardia Nacional Bolivariana (GNB). Pese a la decisión en su contra Ortega Díaz trató de entrar en el que ha sido su despacho en esta última década, pero miembros de la policía militarizada se lo impidieron a empujones. Durante el forcejeo detuvieron a uno de sus escoltas de la fiscal destituida. 

Esconder la corrupción

«¿Tú sabes que lo quieren con esto? Esconder las pruebas de los [sobornos que] Odebrecht [pagó a funcionarios chavistas por contratos], quieren esconder la corrupción que hay en Venezuela y las violaciones a los derechos humanos que han ocurrido en este país», soltó a los periodistas reunidos ante la sede.

La Voz logró conversar con Ortega Díaz, quien negó que tenga pensado burla la prohibición de salir del país que pesa sobre ella y fugarse o refugiarse en alguna embajada. «Me quedo en el país, hasta tanto logremos que haya democracia, libertad, seguridad. Seguiré luchando por los venezolanos y por sus derechos».

Mercosur suspende a Venezuela por «ruptura del orden democrático»

Argentina, Uruguay, Paraguay y Brasil, fundadores del Mercosur, decidieron ayer de forma unánime suspender a Venezuela por «ruptura del orden democrático». «A Venezuela no la van a sacar del Mercosur. Jamás. Somos Mercosur de alma, corazón y vida», replicó Maduro.

Los fundadores decidieron aplicar la «cláusula democrática» del club, que determina la suspensión indefinida de un país miembro. Aunque descartaron sanciones económicas, la decisión tomada aísla políticamente al país. Los ministros de Exteriores del bloque reunidos en São Paulo consideran que Maduro violó las normas de respeto democrático con el proceso de elección de la Asamblea Constituyente y la situación de los opositores detenidos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Maduro se deshace de la fiscal disidente