El Ejército coloca en alerta a Corea del Sur tras la destitución de su presidenta

Los disturbios causados por los partidarios de Park Geun-hye dejan dos muertos


pekín / e. la voz

La calle en masa pidió su marcha durante meses y el Tribunal Constitucional lo ratificó ayer en una decisión histórica. Park Geun-hye se convirtió en la primera mujer presidenta de Corea del Sur en el 2013 y acaba su mandato como el primer líder de su país en ser depuesto. Implicada en un novelesco escándalo de corrupción, el veredicto desencadenó violentas protestas de los seguidores de Park que se saldaron con dos muertos. Tras conocerse el veredicto, el Ejército se puso en estado de alerta ante posibles provocaciones de Corea del Norte, que podría aprovechar los momentos de debilidad de su vecino del sur para aumentar el nivel de sus exhibiciones de fuerza.

En apenas veinte minutos, los ocho jueces del Constitucional ratificaron por unanimidad la decisión que en diciembre ya había tomado el Parlamento. «Las vulneraciones de la Constitución y la ley por parte de la presidenta implican traicionar la confianza del pueblo y son acciones graves que no pueden ser toleradas», aseguró la presidenta del tribunal al leer el veredicto. Entre esas vulneraciones destacan la revelación de secretos de Estado a Choi Soon-sil, su amiga apodada la Rasputina, que se aprovechó de la influencia sobre Park para exigir grandes cantidades de dinero a las principales empresas del país. Los cerca de 63 millones de euros que «donaron» grandes multinacionales, como Hyundai o Samsung, fueron destinados a dos fundaciones que Choi dirigía.

La gran expectación que suscitó la vista hizo que más de 20.000 policías fueran desplegados en el centro de Seúl, donde pudo verse televisada en directo en pantallas gigantes. La Casa Azul, residencia presidencial que Park todavía no ha abandonado, y los alrededores del Tribunal Constituciones amanecieron rodeados de un fuerte dispositivo de seguridad con autobuses policiales colocados como barricadas. La decisión del tribunal provocó dos reacciones mayoritarias. Por un lado, quienes durante meses pidieron en manifestaciones multitudinarias el cese, lo celebraron durante horas en grandes concentraciones. Por otro, cerca del tribunal, miles de partidarios de Park protagonizaron graves disturbios en los que murieron dos personas en enfrentamientos con la policía.

Según lo previsto en la Constitución, deberán celebrarse elecciones en un plazo de 60 días y la fecha que más suena es el 9 de mayo. Según las encuestas, el candidato favorito es el liberal Moon Jae-in, del Partido Democrático. Según los expertos, los gobiernos de este partido han propiciado cierta mejora en las relaciones con Corea del Norte con políticas más flexibles hacia su vecino.

Recientemente Moon cuestionó la decisión de desplegar el escudo antimisiles que Seúl y Washington ya han puesto en marcha. Una decisión que ha tensado las relaciones con uno de los principales socios económicos de Corea del Sur, China, que teme que se ponga en peligro su seguridad nacional y ya amenaza con una guerra comercial.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

El Ejército coloca en alerta a Corea del Sur tras la destitución de su presidenta