No es capital para inmigrantes

La policía evacúa el campo improvisado más grande de París


parís / corresponsal

Un escenario familiar: miles de adolescentes y adultos envueltos en cualquier cosa que les proteja del frío, aunque sea un poco. Algunos de ellos, los más afortunados, con una mochila o una bolsa de plástico. Con la mirada de un lado a otro, buscan un autobús. Y, a su alrededor, los gendarmes.  Podría ser una imagen sacada de la evacuación de la Jungla de Calais, pero fue la madrugada de ayer en París. Desde las cinco de la mañana, todo el distrito XIX fue acordonado y las entradas y salidas del perímetro fueron fuertemente controladas. El barrio popular del norte de la capital se había convertido en un campo de refugiados urbano: hasta 1.000 migrantes con sus tiendas de campaña se arracimaron en sus calles, precisamente a lo largo de la avenida de Flandres y el muelle de Jemmapes. Tras el desmantelamiento de la Jungla, el número se cuadriplicó.  Al final de la operación de evacuación, la prefectura de París confirmó que 3.852 fueron «cobijados». 

A las 6.10 horas el silencio se rompió en la plaza de Stalingrad. El primer autobús fue recibido con gritos de alegría. Apenas diez minutos después salió completo en dirección a uno de los 74 centros de acogida de la región o uno de los «alrededor de mil gimnasios» habilitados. En total, el Ejecutivo galo movilizó 80 autobuses y puso a disposición 4.000 camas, «mayoritariamente en Isla-de-Francia». «Se bien que las plazas en los gimnasios son criticadas», admitió el prefecto. «Pero se equivocan. Son sitios mediadores que nos permiten de prevenir a los migrantes sobre la estructura a la que se les va a enviar y nos evitan después volver a la capital», añadió. 

Las oenegés presentes en la operación intentaban tranquilizar a los migrantes atemorizados ante la presencia de los 600 gendarmes. Héloïse, la presidenta del Bureau de Ayuda y de Asistencia a los Migrantes, solicitó a los miembros de su organización que hiciesen guardia la noche del viernes. «Con tantas plazas en gimnasios, nos arriesgamos a muchos regresos precoces. Vamos a desplegarnos para intentar ayudar a las personas que estarán más perdidas esta noche que esta mañana», explicó. Según la prefectura, de los 20.000 migrantes evacuados en las 29 operaciones de desmantelamiento, 5.000 ya han desaparecido de sus lugares de acogida.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

No es capital para inmigrantes