Trasladan de cárcel al Chapo en un intento de frenar una guerra de narcos

El cartel de Jalisco podría liberar a Alfredo Guzmán a cambio de ganar territorio


Redacción / la voz

Unos 300 policías armados patrullan en una treintena de todoterrenos las carreteras de Nayarit, un estado ubicado en la costa del Pacífico entre Jalisco y Sinaloa. El despliegue no es la única medida adoptada por el Gobierno mexicano para poner coto a la inminente guerra entre carteles de la droga que se avecina tras el secuestro, el lunes en Puerto Vallarta, de Jesús Alfredo Guzmán. Este es el hijo menor del matrimonio de Joaquín el Chapo Guzmán con su primera mujer, Alejandrina Salazar. Justo ayer, el líder del cartel de Sinaloa recibió la notificación de que un juzgado de Chihuahua había aprobado el amparo para ser trasladado a la cárcel de alta seguridad del Altiplano de la que se fugó el año pasado. Allí fue a donde lo llevaron en enero tras ser capturado de nuevo, penal donde permaneció hasta que en mayo fue trasladado a otro de Ciudad Juárez (estado de Chihuahua). Uno de sus abogados, Andrés Granados, adelantó al diario El Universal que «podría ser trasladado en las próximas horas» (por la madrugada de hoy en España). 

El hecho de que fuera aprobada ahora una petición que no es nueva parece un intento por parte de las autoridades mexicanas de poner freno a la cruenta guerra entre narcos que auguran en caso de que el cartel Jalisco Nuevas Generaciones (CJNG), al que el fiscal atribuyó el asalto, acabe con la vida de Alfredo Guzmán, como apuntan fuentes policiales españolas que trabajan mano a mano con la DEA.

Con todo, expertos como el exdirector del Centro de Investigaciones y Seguridad Nacional, Guillermo Valdés Castellanos, comentaron a Europa Press que pueden producirse ahora dos escenarios: que maten a Alfredo Guzmán o que el CJNG lo deje marchar a cambio de controlar alguna de las rutas de envío de droga a Estados Unidos que están en manos del cartel del Chapo. Este tiene el control en Ciudad Juárez, Colima y Tijuana, puntos codiciados por los de Jalisco y donde los crímenes se han disparado en los últimos meses.

Así secuestraron a los hijos del Chapo Tras la detención del narcotraficante mexicano se ha iniciado una guerra entre los cárteles de la droga por el control de la zona

La cuestión es que, como explica Valdés Castellanos, el Chapo perdió el control del cartel desde su traslado al penal del estado de Chihuahua, algo que no pasaba cuando estaba en el del Altiplano. El cartel ha quedado ahora en manos de Ismael Zambada, el Mayo, un hombre mucho más discreto que ha logrado huir de la usticia durante más de cuarenta años, pero que carece de la mano dura del fundador. Paralelamente todavía no está confirmado que Iván, otro de los vástagos del Chapo, esté entre los retenidos. Además la búsqueda de Alfredo continúa. 

Foto con Kate del Castillo

El miércoles por la tarde (hora mexicana) una foto de este último junto a la actriz Kate del Castillo comenzó a circular por Internet. Varias webs apuntan a que esta fue tomada durante el encuentro que el actor Sean Penn y la actriz mantuvieron con El Chapo en el 2015. De hecho, aquella entrevista provocó que la actriz fuera investigada en su momento por presunto blanqueo de dinero. Ayer recibió el amparo que le permite viajar a su país desde Estados Unidos obviando tener que presentarse ante las autoridades.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Trasladan de cárcel al Chapo en un intento de frenar una guerra de narcos