Tsipras sugiere que podría dimitir en el caso de que pierda la consulta

L. Álvarez ATENAS / E. LA VOZ

INTERNACIONAL

ALKIS KONSTANTINIDIS | Reuters

Descarta una salida de su país del euro porque «el coste es demasiado alto para ellos», en referencia a los socios de la moneda única

30 jun 2015 . Actualizado a las 05:00 h.

El primer ministro griego, Alexis Tsipras, sugirió ayer que podría presentar la dimisión si no gana la consulta del domingo, según se desprende de una entrevista que concedió ayer a la televisión pública, en la que también descartó una salida de su país del euro porque «el coste es demasiado alto para ellos», en referencia a los socios de la moneda única.

Tsipras dijo haber convocado el referendo porque dará a Grecia mejores armas para negociar, pero no descartó la posibilidad de que la mayoría de los ciudadanos le den la espalda. Se comprometió a que, si así ocurre, respetará la decisión y no descartó tirar la toalla. «No soy un primer ministro que continúe en el cargo así llueva como sople el viento», declaró.

El primer ministro contó ayer con importantes apoyos. Una multitud formada por unas 13.000 personas, según la policía, se dio cita en una concentración convocada frente al Parlamento bajo el lema «Los griegos no se dejan chantajear» y donde se pudieron escuchar gritos de apoyo al ministro de Finanzas, «Varufakis, Varukafis». Los premios Nobel de Economía, Paul Krugman y Joseph Stiglitz, también defendieron el voto de rechazo a la troika.

Las primeras encuestas que se han hecho públicas indican, sin embargo, que el sí puede logar una victoria ajustada. Y, además, la oposición ha empezado a moverse. Nueva Democracia y Pasok han convocado para hoy una manifestación para mostrar su rechazo al referendo. Apoyarán el sí por entender que una salida del euro sería una «catástrofe» para el país y para Europa. En su opinión, el Ejecutivo intenta jugar con la permanencia en la eurozona. «El referendo es un sí o no al euro», reiteró Antonis Samarás, líder de Nueva Democracia.

Samarás ha propuesto un debate televisado entre los líderes de todos los partidos representados en el Parlamento para que fijen su postura, una propuesta que no gusta demasiado en Syriza ya que permitirá visualizar la coincidencia que mantiene con los neonazis de Amanecer Dorado.

La Pregunta

«¿Debería la propuesta que fue sometida por la Comisión Europea, el Banco Central Europeo y el Fondo Monetario Internacional en el eurogrupo el 25 de junio del 2015, que consiste en dos partes que juntas constituyen su propuesta integral, ser aceptada?»

Esta es la pregunta que los griegos deben responder en el referendo. En la papeleta la casilla del no aparece por encima de la opción del sí.