«Algunas nos volvimos histéricas y nos soltaron»

afp

Kaltuma Wari, 40 años, madre de nueve hijos, fue capturada por Boko Haram cuando buscaba a los suyos en las calles de Baga, donde los islamistas llevaron a cabo el ataque más sangriento de los últimos seis años. «Salí con mis tres hijos menores buscando a mi esposo y a mis otros niños», pero cinco hombres armados de Boko Haram le dijeron que no perdiera tiempo buscando a nadie «porque los habían matado a todos», y le ordenaron seguirlos. Wari dudó, hasta que uno le apuntó con su arma.

La llevaron a un internado de la ciudad: «Había más de 500 mujeres y cientos de niños». Wari contó que algunas mujeres permanecían en el exterior, pese al harmattan, un viento frío y seco. «A muchas nos separaron de nuestros hijos. No tocaron a ninguna, pero prestaban más atención a las jóvenes». Las vigilaban permanentemente y siempre las acompañaba un hombre armado, incluso al baño. «Algunas se pusieron histéricas y yo era una de ellas. Se hartaron, hicieron una selección y nos dijeron que nos fuéramos de la ciudad». Pero ninguna era joven, explicó por teléfono desde Maiduguri, la capital del estado de Borno, adonde logró llegar una semana después.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

«Algunas nos volvimos histéricas y nos soltaron»