Una de las pasajeras del ferri: «Vi morir a mi marido»

La mayoría de los supervivientes del barco italiano salieron indemnes del incencio, pero sufren hipotermia o problemas respiratorios


Los pasajeros del ferry que se incendió frente a la costa de Albania han comenzado a contar a los medios de comunicación sus escalofriantes experiencias. En Bari, una de ellas se mostraba muy crítica con la tripulación del transbordador. Preguntada por el canal italiano SkyTg24, esta superviviente denunció la evidente falta de preparación de la tripulación y lamentó que resultara imposible echar los botes al agua: «Tan solo se pudo echar uno al agua», aseguraba.

Por su parte, Fotis Tsantakidis, conductor de camión, relataba al diario griego Ethnos que se despertó a causa de un intenso olor a quemado. «Salí corriendo. Buscaba un chaleco salvavidas, pero no encontré ninguno», explicó, agregando que había podido embarcarse en el Spirit of Piraeus a pesar del fuerte oleaje que dificultaba la maniobra. «Un italiano cayó al agua en ese momento, pero afortunadamente llevaba un chaleco salvavidas», contó.

Un pasajero griego no tuvo esa suerte. Tras caer al agua junto con su mujer, permaneció cuatro horas en el mar al lado de su esposa, que contó su calvario a la agencia italiana Ansa. «Vi morir a mi marido. Intenté salvarlo, pero no lo conseguí», explicó desde el hospital de Lecce (sureste de Italia) adonde fue trasladada tras su rescate.

La mayoría de los supervivientes salieron indemnes del incendio, pero sufren hipotermia o problemas respiratorios, según los socorristas interrogados por los medios italianos. Roma movilizó cuatro remolcadores con el objetivo de estabilizar el «Norman Atlantic», de 186 metros de eslora.

La compañía griega Anek fletó este ferry, de bandera italiana y construido en el 2009, que había pasado con éxito una inspección el pasado 19 de diciembre. Según el armador italiano, se habría detectado un problema en una de las puertas cortafuegos situada en el puente número 5, precisamente, donde el incendio se declaró, indicó el grupo Visenti, citado por la agencia Ansa.

Por otra parte, una agencia europea de control de la seguridad marítima, el transbordador tenía «una serie de defectos» antes de partir del puerto griego, aunque le fue permitido salir después de un chequeo final. En ese último control, las «deficiencias que justifiquen su detención» habían sido reducidas a «cero». Pese a todo, la fiscalía de Bari abrió este lunes una investigación criminal para intentar esclarecer las circunstancias de la tragedia y encontrar a los responsables.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

Una de las pasajeras del ferri: «Vi morir a mi marido»