Una ajustada mayoría dice «sí» a la polémica Constitución de Egipto

Los Hermanos Musulmanes anuncia la victoria con el 99 % de los votos escrutados, pese al contundente «no» de la capital, El Cairo


En torno a un 56 % de los egipcios que votaron el sábado en la primera parte de un referéndum sobre la nueva Constitución lo hizo a favor del texto, según resultados no oficiales publicados el domingo. Los votantes acudieron de manera masiva a participar en El Cairo y las otras nueve provincias donde se realizó la consulta. En la capital se impuso claramente el «no», así como en la provincia de Gharbiya, pero en las otras ocho provincias habría ganado el «sí», según los resultados provisionales dados a conocer por los Hermanos Musulmanes y varios medios árabes.

Para el dirigente opositor egipcio Mohammed el Baradei, «los fundamentos del Estado se tambalean» ante los resultados del referéndum. «El nivel de conciencia está creciendo rápido y el Egipto de la revolución sigue al alcance», escribió en Twitter el coordinador del opositor Frente Nacional de Salvación. El Baradei, ex director general del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) y Nobel de la Paz, destaca al respecto que más del 40 % de los egipcios se opuso a la Constitución, elaborada y apoyada por los partidos islamistas.

La oposición, que ha denunciado irregularidades durante la votación, exige que se repita el referéndum. Los observadores señalaron que en medio de largas colas durante horas para votar, se constataron irregularidades como falta de control del proceso o proselitismo ilegal. Según los opositores, la Carta Magna pone en riesgo derechos fundamentales y discrimina a las minorías. En Gharbiya se encuentra la ciudad industrial de Mahalla, donde la oposición es muy fuerte. En el resto de provincias, entre ellas Alejandría, la península del Sinaí y Asuán, se impuso el «sí», según la web del brazo político de los Hermanos Musulmanes, el Partido Paz y Justicia. El resultado oficial será anunciado después de la segunda jornada del referéndum, el próximo sábado 22 de diciembre, cuando se votará en las restantes 17 provincias del país.

El presidente Mohamed Mursi y sus aliados de los Hermanos Musulmanes han hecho una intensa campaña a favor del borrador constitucional, argumentando que es necesario para completar la transición posterior a la caída del régimen de Hosni Mubarak. Pero la nueva Carta Magna divide desde hace semanas a la población, que ha protagonizado masivas protestas y disturbios.

El diario Al Ahram estimó la participación electoral en un 33 %. En vista de las aglomeraciones, la Comisión Electoral había calculado el sábado que sería de más del 50 %. Si finalmente se aprueba la nueva Carta Magna, en dos semanas se deberá elegir un nuevo Parlamento. El primero desde la caída de Mubarak fue disuelto por la Justica hacia mediados de año. En él, los islamistas tenían una clara mayoría del 70 %, algo que no se prevé que consigan en los próximos comicios.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

Una ajustada mayoría dice «sí» a la polémica Constitución de Egipto