Los candidatos, en manos de la tormenta «Frankestorm»

Más de 10,5 millones de electores ya ha emitido su voto por adelantado


Nueva yORK / CORRESPONSAL

El huracán Sandy, que amenaza con cruzarse con un frente frío, tiene en vilo a los responsables de las campañas electorales. Mitt Romney tuvo que suspender ayer un mitin en Virginia y aunque Barack Obama mantiene los actos que tenía convocados, las dos campañas dependen de la meteorología para tomar sus decisiones. Decisiones trascendentales a poco más de una semana de la jornada electoral.

El fenómeno meteorológico, bautizado como Frankestorm (la unión de las palabras Frankenstein y tormenta, en inglés), es la protagonista absoluta de la información en EE.UU., incluso de la política. En esta campaña, una de las más reñidas de la historia reciente estadounidense, los actos trazados al milimetro por los estrategas demócratas y republicanos puede verse alterado. Y es que Frankestorm amenaza a algunos de los estados indecisos en los que ambos candidatos tenían previsto hacer su mayor esfuerzo en los últimos días de la campaña.

Después de hacer 11.000 kilómetros y conceder diez entrevistas entre el jueves y el viernes, Obama estuvo ayer en Nueva Hampshire -el peso de este pequeño distrito podría ser crucial- y adelantó su viaje a Florida, donde tiene previstos actos mañana con Bill Clinton, para luego tomar rumbo a Virginia y Ohio.

Romney, por su parte, que también tiene una agenda llena, ha pasado el fin de semana en Florida y tiene planeado viajar mañana a Wisconsin.

Los problemas que puede provocar el huracán son variados. Va a ser imposible celebrar mítines en algunos lugares, se van a complicar mucho los viajes en avión y se va a ver afectada la votación anticipada, en aquellos estados más afectados y en la que ambas campañas, pero sobre todo la demócrata, confiaba mucho. Y, por último, si las consecuencias del huracán fueran muy graves, los problemas como cortes de luz, inundaciones? podría extenderse durante una semana y afectar a la jornada electoral del 6 de noviembre.

Previsiones de récord

Más de 10,5 millones de electores ya ha emitido su voto por adelantado, según los datos de Projet Elections de la Universidad George Mason y que recoge la agencia France Press. Los expertos pronostican que se puede superar el récord de 41 millones de votos emitidos por anticipado en el 2008 (30 % del total).

En unas elecciones en las que las encuestas muestran resultados tan reñidos todo, hasta un huracán, puede marcar la diferencia. Como también la puede marcar las opiniones que tienen los estadounidenses sobre los negros. Segúnun sondeo hecho público ayer, los prejuicios raciales han aumentado en los últimos cuatro años. Si en el 2008 un 48 % mostraba algún tipo de opinión contraria contra los afroamericanos, esa cifra ha subido al 51 %. Y eso también puede costarle votos a Obama.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Los candidatos, en manos de la tormenta «Frankestorm»