Entre funerales y manifestaciones

Los honores militares y el dolor de las familias de las víctimas convivieron ayer con multitudinarias protestas contra la guerra y actos de respaldo a las tropas que combaten contra Sadam


El Reino Unido recibió ayer la primera partida de féretros procedentes de Irak. La acogida a los primeros diez soldados abatidos en Irak, víctimas del fuego amigo y de accidentes, recordaron, por su solemnidad y honores militares, a la llegada del féretro que portaba el cuerpo de la Princesa de Gales.El avión de transporte C-17 Globemaster tomó tierra al mediodía en la base militar de Brize Norton, en el condado de Oxfordshire. Los féretros fueron envueltos en la Union Jack , la bandera británica, mientras músicos de la Tercera Brigada de Comandos de Marines interpretaban la Marcha Fúnebre de Haendel. Tres capellanes leyeron varios pasajes bíblicos mientras los cadáveres de los soldados eran descendidos del avión uno a uno. El primero fue el del marine Ian Seymour.Un pésame realEn representación del Gobierno británico se encontraba el ministro de defensa Geoff Hoon, y por la familia real el príncipe Andrés, hijo de la reina Isabel II, así como altos cargos del ejército.Mientras los féretros eran conducidos a un recinto de la base, los familiares, en profundo silencio, inclinaban la cabeza al paso de los difuntos. Más tarde, pasaron al recinto acondicionado como mortuorio para reconocer los cadáveres. Allí tuvieron la oportunidad de recibir el pésame personal del príncipe Andrés, veterano de la guerra de Las Malvinas. Una vez que el juez de primera instancia de Oxford ordene el levantamiento de los cuerpos, éstos recibirán sepultura.Los ochos fallecidos, un marinero, cinco marines y dos artilleros, murieron en dos incidentes, ocho el día 22 -la primera noche de la invasión- cuando un helicóptero estadounidense Sea King se estrelló al norte de Kuwait, y otros dos cuando un bombardero Tornado de la RAF fue derribado por un misil patriot en la frontera con Kuwait. El Gobierno ha prometido a las familias de los caídos un funeral con honores militares, rompiendo la tradición de enterrar a los soldados en el lugar donde mueren al luchar en el extranjero.Víctima del fuego amigoAyer mismo se informó de la muerte del quinto soldado británico por fuego amigo, después de que un C-10 Thunderbolt norteamericano abriera fuego contra dos vehículos blindados británicos cerca de Basora.Todo ello coincidía con un día de manifestaciones en contra de la guerra, organizadas por la coalición Stop the War . Una de las protestas tuvo lugar en los alrededores de la BBC, para exigir una mayor cobertura informativa sobre la muerte de civiles iraquíes. Fueron miles las personas que se echaron a la calle en Londres y Edimburgo. Como contraste, en Exeter se celebró un acto de apoyo a los soldados destinados en Irak.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Entre funerales y manifestaciones