Suscríbete 1 año y te regalamos 140 días gratis
Quiero la oferta

El Celta regala esperanza

Julio Álvarez- Buylla VIGO

GRADA DE RÍO

Xoán Carlos Gil

Convincente victoria en un Balaídos que hasta ahora se había mostrado esquivo

21 dic 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

El Celta cierra el año con una convincente victoria en un Balaídos que hasta ahora se había mostrado esquivo. Los vigueses impusieron su ritmo y sacaron lustre a sus virtudes ante un rival que les planteó el partido perfecto para los intereses de los celestes. Los visitantes se quedaron en todo a medio camino, siendo blandos en defensa y sin capacidad en ataque para romper la, por momentos, asfixiante presión viguesa. Pero, evidentemente, esto no resta ni un ápice de mérito a una victoria como local que se hacía esperar desde hace casi tres meses.

Ante el Espanyol hubo varias buenas noticias, amén del resultado. Se puso de manifiesto la importancia que tiene el trabajo de Santi Mina en el equipo. El delantero vigués, como es habitual en él, no escatimó esfuerzo alguno en defensa y resultó fundamental tanto a la hora de conseguir despegarse de su marca apareciendo en el desmarque de apoyo para descargar de cara, como alargando al rival rompiendo en ruptura buscando la espalda de su par.

Iago es Iago y muy pocos pueden hacer el golpeo que hizo para marcar el segundo. Cuando el balón corre y Iago corre, el equipo recupera la alegría. Pero para eso hay que robar y salir. Y es ahí donde el trabajo de Renato Tapia y Fran Beltrán toma protagonismo. Si la aportación del peruano es de sobra conocida, el juego del de Seseña gana enteros ofreciendo dinamismo en ataque y un interesante equilibrio defensivo en el que se reparten el centro del campo para acudir con más facilidad en ayuda de sus respectivas bandas, algo clave jugando con laterales tan profundos, tal como dejó de manifiesto Puado en una de las pocas ocasiones que el Espanyol pasó de medio campo. Pero hubo más. Brais Méndez y Denis Suárez contribuyeron a demostrar que dejar jugar al Celta es un peligro para cualquiera, mientras que Franco Cervi, apareciendo con más libertad de movimientos, parece ir encontrando su sitio.