Tapia está centrado en el Celta

«Siento un gran respeto y gratitud y no pienso en otros clubes», apuntó el pivote, cuyo valor se cuadriplica tras convertirse en una de las sensaciones de la liga


vigo

El fichaje de Renato Tapia seguramente pasará a la historia como una de las grandes operaciones de la secretaría técnica del Celta en la época de Felipe Miñambres. El mediocentro peruano apenas jugaba en Holanda, quedaba libre y los vigueses fueron de cabeza a por un jugador que está causando sensación. Tanta, que de repente aflora el interés de diversas escuadras en Europa. Ayer, en Perú, el futbolista cortó cualquier duda al asegurar que está centrado en el Celta por completo: «Ahora solamente estoy enfocado en el Celta. Siento un gran respeto y gratitud hacia el equipo y no pienso en otros clubes», comentó en una entrevista concedida a DirecTV.

«Alucino con Tapia», comentó la semana pasada Aarón Martín, uno de los recién llegados. No solo él, sino medio planeta fútbol ha comenzado a seguir de cerca al jugador. Renato ha recuperado 248 balones en 21 partidos, uno cada siete minutos y es el segundo centrocampista que más duelo terrestres ganó (125). Y sobre todo, luce una jerarquía fuera de lo normal en el campo. «A día de hoxe, entre Casemiro e Tapia, quédome con Tapia», comenta de un modo gráfico Milucho Alonso Costas, el cazatalentos del Villarreal y hombre de fútbol. «Somos jugadores parecidos. Al defensa y al volante no se le toma mucho en cuenta ni se le reconoce tanto el trabajo», dice el peruano preguntado por la comparativa.

Semejante irrupción en el fútbol español llama más la atención teniendo en cuenta su poca partición en Holanda. El año pasado, solo 15 partidos, siete como titular. «El último año en Feyenoord fue difícil. Se hablaba mucho como si yo fuese el villano», comento a la ESPN. «Mi secreto fue la perseverancia, esperar el momento indicado para poder moverme. Sé que no es una casualidad, sino un trabajo de muchos años», señaló. Ahora considera que el tiempo le ha «premiado» por su paciencia.

Que no jugase en la Eredivisie viendo su rendimiento en LaLiga casi parece un delito, pero ese curso en el ostracismo lo sacó del radar de los grandes y ahí estuvo hábil el Celta, que ya lo intentó reclutar en el mercado de invierno pasado y que lo cerró mucho antes de asegurar la permanencia, a lo que estaba condicionada su llegada a Vigo. «Os equipos grandes só miran ós que xogan, pero os medios e pequenos teñen que mirar ós que non xogan», comenta Milucho.

Sus virtudes

Al margen del acierto, su adaptación al juego resulta espectacular y desde el primer día está ofreciendo un gran rendimiento. Se multiplica como pivote único, tiene una gran capacidad física y una concentración absoluta en el juego. Siempre está bien posicionado. «Ten un sentido táctico enorme. É un xogador fundamental para o fútbol moderno».

Más partidos que nunca

Por eso, sus 22 primeros partidos en el Celta (la cifra más alta que ha jugado en una liga desde su irrupción en Europa) le han situado entre los jugadores a seguir. «Aprecio que se hable de mí y se digan cosas buenas, pero cuando no jugaba no era el peor y ahora no soy el mejor. Me mantengo al margen de esos comentarios». Atlético de Madrid, Juventus, Sevilla o París Saint Germain han sido algunos de los equipos a los que ha aparecido vinculado.

Lo cierto es que su valor de mercado se ha disparado en pocos meses. Llegó a Vigo libre (el club tuvo que pagar la correspondiente prima de fichaje) y con una tasación en aquel entonces de 2,4 millones según el portal especializado Transfermartk, que ahora sitúa su cotización en los 10 millones, lo que significa una revalorización por cuatro.

Cláusula de 30 millones

En el momento de su llegada, el Celta no hizo oficial el montante de su cláusula de rescisión, aunque con posterioridad la situó en una horquilla entre los 30 y los 40 millones. En Perú apuntaron en las últimas horas que el precio de salida del mediocentro sería de 30 millones, una venta que de producirse desbancaría a Lobotka de la primera posición en dinero (20 millones) y empataría con la venta de Maxi al Valencia (quince más Santi Mina y la cesión de Jorge Sáenz). No obstante, en el escenario de crisis del fútbol actual muy pocos equipos podrán disponer de ese dinero.

Y aunque está feliz y agradecido al Celta, tampoco descarta algún día «poder dar un paso más adelante futbolísticamente». De momento, toca disfrutarlo vestido de celeste.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Tapia está centrado en el Celta