Aspas mejora pero su concurso ante el Eibar sigue en el aire

Pablo Carballo
pablo carballo REDACCIÓN / LA VOZ

GRADA DE RÍO

RC CELTA

El moañés sigue entrenándose al margen del grupo a tres días para el encuentro

22 ene 2021 . Actualizado a las 14:08 h.

A 48 horas de recibir al Eibar de Mendilibar, en un partido trascendente para el Celta de Coudet ante un rival directo por la permanencia, la presencia de Iago Aspas sigue siendo una incógnita. El delantero se sometió el pasado miércoles a las pruebas médicas previstas para evaluar la mejoría en su lesión y los resultados fueron satisfactorios. Todo avanza según lo previsto.

Sin embargo, la fecha de este domingo venía ya cogida con pinzas como el pronóstico más optimista en la recuperación y eso sigue obligando a tomar todas las precauciones. Las próximas horas serán decisivas y es probable que, dados los resultados en su ausencia, Coudet opte en todo caso por incluirlo en la lista de convocados para el encuentro. Aunque ni siquiera eso es seguro ahora mismo. Aspas seguía ayer con el trabajo de recuperación en solitario, al margen del grupo.

Media hora, como mucho

Otra cuestión bien diferente es si acabará teniendo minutos. Su participación durante todo el encuentro está descartada por recomendación médica -el retorno tras este tipo de lesiones debe ser pautado y progresivo- y los especialistas cifran entre 15 y 30 minutos, en función de su evolución y sensaciones, el tiempo máximo recomendado si se apuesta por su vuelta.

Cabe pensar que Coudet pueda querer guardarse la bala para el segundo tiempo y arriesgue más o menos con ella en función del devenir del partido y del marcador. Esta opción sería la que más enteros presenta ahora mismo, con la condición de que Iago siga mejorando en las próximas horas. La grave recaída del 2019, tras acelerar su recuperación, sigue en la retina de muchos. Por eso, la situación llama a la cautela. El futbolista siempre ha mostrado su carácter competitivo pero todavía no ha cumplido las tres semanas mínimas de recuperación previstas tras la resonancia inicial.

Si los resultados hubieran acompañado en las últimas jornadas, todo haría pensar que Aspas no reaparecería hasta la próxima jornada en Granada. Pero las tres derrotas consecutivas -además de la de Copa- han vuelto a encender los pilotos de alarma y a fijar las miradas en su recuperación.

Un futbolista más imprescindible para el Celta que Messi en el Barcelona

Los números son elocuentes. Desde su retorno, en la temporada 2015/16, Iago Aspas se ha convertido en una pieza fundamental para el devenir de los partidos. Sin el moañés, el Celta ha disputado desde entonces 27 partidos de Liga y ha perdido 19. Solo ha sido capaz de sumar cuatro victorias, y de ellas tres en sus dos primeras campañas. Desde el verano del 2017, Aspas se ha perdido 18 partidos de la competición doméstica, en los que el Celta solo ha sumado una victoria, el 1-0 frente al Sevilla de la 2018/19.

Ni Leo Messi, considerado uno de los futbolistas más determinantes del mundo, supone, si medimos la dependencia a la hora de obtener resultados, algo parecido para el Barcelona. En el mismo ciclo, desde que Aspas volvió a Vigo, el argentino no ha participado en 21 partidos de Liga. Los azulgrana resolvieron doce con victoria. Es decir, sin Aspas el Celta sumó un 14% de triunfos y el Barça, sin Messi, el 57%.

Si nos fijamos en las derrotas, la ausencia de Iago ha supuesto perder el 70% de los partidos. El Barcelona, sin Leo, el 23%.