Un ejemplo brillante

Nando Villa VIGO

GRADA DE RÍO

M. Moralejo

19 jun 2020 . Actualizado a las 05:00 h.

Una noticia así nos deja a todos paralizados. Todos sabemos que existe esta enfermedad, pero cuando le toca a alguien cercano te impacta de otra manera. A los que conocemos a Juan Carlos no nos sorprende la forma en que está afrontando la ELA. Lo expresó ayer de una manera brillante, ejemplar y con la mayor naturalidad, intentando aprovechar que es una persona conocida para ayudar a otros enfermos.

La entereza y el optimismo son dos rasgos que siempre han caracterizado a Juan Carlos. Los que hemos tenido la suerte de trabajar con él y poder disfrutar de su amistad más allá de lo profesional sabemos los valores que traslada en el día a día, su humanidad y sencillez, que son permanentes en él. El mundo del fútbol te da la oportunidad de conocer a mucha gente, algunos que merecen la pena, y él es uno de ellos.

Es encomiable su gesto de hacerlo público para que no solo nos acordemos de estas enfermedades cuando nos toca cerca. Hay que saber que están a la orden del día y que se necesita más ayuda y visibilidad. Juan Carlos ha querido dársela para ayudar a otras personas. A él solo puedo decirle lo que ya sabe, que me tiene para lo que quiera. Nos tenemos un cariño mutuo y mantenemos una relación maravillosa. Es una suerte haberme cruzado con él.