Coherencia e ideas claras en tiempos de pandemia

La pandemia está permitiendo descubrir el lado más personal del técnico del Celta


VIGO

El parón obligado por la pandemia del coronavirus está permitiendo descubrir el lado más personal del entrenador del Celta y en todos y cada uno de sus mensajes Óscar García destila coherencia, ideas claras y una forma de pensar independiente. Además, intenta ser consecuente en todo momento con su predicamento.

Cuando el mundo del fútbol comenzó a pensar en el regreso, el catalán, que parece no tener tan clara esa vuelta, indicó que lo primero era priorizar la salud de todos los jugadores y quienes le rodean, una idea que ya apuntó el mismo día que A Madroa cerró sus puertas (el 13 de marzo). También se preguntó en voz alta qué pensarán los autónomos que no pueden abrir sus negocios si a los futbolistas se les permite ir a entrenar por su peso social y económico.

Del mismo modo, es coherente con lo que piensa. Si había orden de quedarse en Vigo, él no se mueve, y no tiene reparo alguno en reprender en público a Smolov y principalmente a Pione Sisto, los dos fugados de un Celta que se llevó la palma en estas lides en el fútbol español.

Pero sus ideas son igual de contundentes. En lo personal, reclamando que nunca haya más recortes en la sanidad para que el futuro no depare casos tan extremos como el que nos toca vivir; y en lo balompédico, no escondiendo que le gustaría contar con Sergio Álvarez en el próximo proyecto aunque el club deslizase sus dudas al respecto.

Un club que tendrá que asumir sus peticiones si quiere que Óscar García Junyent, tantas veces deseado, eche raíces en Vigo para poner fin al baile de entrenadores que comenzó hace tres años con la marcha de Eduardo Berizzo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Coherencia e ideas claras en tiempos de pandemia