El Celta B aprende a sufrir y vence al Rayo Majadahonda

El filial, que sale momentáneamente del descenso, resistió con uno menos más de 20 minutos


Majadahonda

Segunda victoria consecutiva del Celta B, esta vez frente al Rayo Majadahonda con 1-2 final. Los de Onésimo se adelantaron en el marcador gracias al tempranero gol de Jacobo que el brasileño Andrade se encargó de igualar mediada la primera parte. El golazo de Javi Gómez, junto con las intervenciones de Rosic, dio la victoria a los celestes, que miran con esperanza a la salvación y que buscarán otra victoria en casa frente al colista San Sebastián de los Reyes.

La era Onésimo seguía teniendo una cuenta pendiente, la victoria fuera de Barreiro. Mucha intensidad en los primeros minutos por parte de ambos conjuntos. Los ocho partidos seguidos fuera de casa sin ganar por parte celeste pesaban en el juego vigués, que intentaba crear peligro por banda derecha, por donde precisamente llegaría el primer gol del partido. Internada en el minuto 6 de Moha que se la dejaba a Jacobo tocándola delante de Jagoba Zárraga y con la colaboración de Charlie Dean lograban el 0-1 en el marcador.

La réplica no tardó en llegar y a los tres minutos, un centro de Carlos Bravo al área pequeña casi se lo introduce en su portería Fontán pero el balón se marchaba rozando la cepa derecha de Rosic a córner. Onésimo saltó del banquillo pidiendo cabeza a sus zagueros para que eviten dar facilidades a los majariegos. Los locales intentaron por mediación de Andrade crear ocasiones con balones bombeados al área de Rosic pero nunca encontraba un compañero que lograse rematarlos.

El Celta B se mostraba cómodo en el césped natural de Majadahonda y bien organizados presionaban la salida de balón madrileña. En el 22, buena ocasión por parte local con una llegada por derecha de Borja Díaz y su centro al área no logra empujarlo a gol ni Carlos Bravo ni Jesús Tamayo.

Yeboah y Carreira tenían una autopista por su banda, la derecha y solo a faltas podían ser frenados, lo que incluso le costó la amarilla a Jean Jules. De la misma falta, centro de Moha y remate forzado de Jacobo alto. En el 26, otra vez la conexión Moha?Jacobo casi logra el segundo tanto pero el meta local estuvo rápido para despejar a los pies del delantero celeste.

El empate llegaría en el 29 cuando tras una falta de pizarra, un centro por la derecha terminaba con el remate de Adrián Jiménez al larguero y el rechace lo empujaba a gol el carioca Andrade. Mal defendida la jugada por parte celeste que dio todas las facilidades posibles al ataque majariego. Hablando entre ellos y con el 1-1 en el marcador se marcharon ambos conjuntos al descanso.

No hubo cambios tras el paso por vestuarios, aunque sí se veían a varios jugadores del Celta B calentando en la banda para futuras sustituciones. El Majadahonda saltó con más ímpetu al campo que los vigueses y David Martín probó suerte en un par de ocasiones pero afortunadamente para los intereses de los de Onésimo, terminaros lejos de la meta del serbio.

El Celta B se quedó encerrado en su campo y con una labor de contención impedían que el empate se moviese del marcador. No les duraba el balón al filial celeste que se miraban entre ellos intentando dar explicación a la desconexión sufrida. Así que la reacción del entrenador vallisoletano fue sentar a Moha por Javi Gómez. Y la primera que toca la envía para dentro enganchando un disparo desde la media luna del área local que se cuela como una exhalación en la portería de Zárraga. Golazo del toledano que devolvía la tranquilidad al cuadro celeste.

El tanto rompió al Rayo Majadahonda, que comenzó a cometer errores de nerviosismo que desesperaban a sus aficionados. Pero no iba ser una victoria tranquila, ya que en el 66 Molina veía la segunda tarjeta amarilla y dejaba al filial celeste con un hombre menos. La solución de emergencia fue sentar a Manu Justo por el senegalés Cissé. En el 69 paradón de Rosic a remate de David Martín a quien le sacó con la mano izquierda un remate a bocajarro y lo envió a córner por encima del larguero.

Volvió a aparecer el meta serbio para despejar más remates de los delanteros majariegos que terminaban con las manos en la cabeza ante sus intervenciones. Pudo empatar en el 79 el Rayo pero el balón de Borja Díaz terminó en el poste derecho de Rosic o con la falta de Jesús Tamayo a la escuadra derecha bien despejada por el serbio. Al final, sufrida victoria por 1-2 que permite soñar al Celta B con abandonar los puestos de descenso si el resto de resultados de la jornada acompañan.

Rayo Majadahonda - 1: Zárraga; Borja Díaz, Charlie Dean, Adrián Jiménez, Andrade (Ródenas, min. 84); Jean Jules; Caballé (Rubén Mesa, min. 67), Carlitos (Llorente, min. 75), David Martín; Carlos Bravo, Jesús Tamayo.

Celta B - 2: Rosic; Carreira, Markel, Fontán, Pampín; Yeboah (Lauti, min. 76), Moha (Javi Gómez, min. 56), Molina, Solís; Manu Justo (Cissé, min. 68), Jacobo.

Goles: 0-1, min. 6: Jacobo; 1-1, min. 29: Andrade; 1-2, min. 58: Javi Gómez.

Árbitro: Fuente Martín (colegio cántabro). Amarilla a Jean Jules; Solís, Moha. Expulsó al visitante Molina (2A, 66’). Expulsó en el banquillo visitante al meta suplente Fran (TR, 84’).

Campo: Cerro del Espino. Unos 960 espectadores.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

El Celta B aprende a sufrir y vence al Rayo Majadahonda