El reto de sumar ocho victorias

Para superar la barrera de los 40 puntos, el Celta tiene que sumar 24, cifra que solo alcanzó una vez en la segunda vuelta en las tres últimas temporadas


vigo / La Voz

El margen de error del Celta se reduce a cada jornada y a falta de 17 partidos para la conclusión del campeonato, los vigueses necesitan ganar ocho partidos para superar la barrera de los 40 puntos en donde, por norma, se sitúa la permanencia virtual. Es decir, que casi necesitan un acierto del 50 % en lo que queda de temporada con el agravante que por norma desde el cambio de siglo los vigueses suman menos puntos en la segunda parte del campeonato y que en los tres últimos ejercicios solo fueron capaces de alcanzar esos 24 puntos en una ocasión, con Juan Carlos Unzué.

¿Cuántos puntos serán necesarios para salvarse? Es la pregunta de cada año. Rafinha tiene una divertida respuesta: «Creo que si ganamos todos los que quedan nos salvamos», bromeó en su acto del miércoles, pero el segundo de los Alcántara sabe como todos que el pleno es imposible.

Y tomando como referencia esas ocho victorias (el equipo lleva tres tras 21 partidos), el Celta no alcanza esa cifra desde la campaña 15/16, la última que sacó billete para Europa. También lo había conseguido en el primer año de Berizzo y en el curso de Luis Enrique, en donde el equipo dio un cambio radical de la primera a la segunda vuelta.

Esa campaña, la 13/14, puede ser la principal referencia y foco de esperanza para pensar en positivo. Aquel Celta, en el que también estaba Rafinha, acabó la primera vuelta con 19 puntos (15 de ellos en victorias) y en la segunda fue capaz de ganar nueve partidos y cerrar el curso con 49 puntos (30 en la segunda ronda).

Además, esa temporada fue una excepción en cuanto a la oscilación de puntos de una vuelta a otra con una diferencia positiva de once. Lo normal es que los dos segmentos de la temporada sean muy similares, una situación que en este curso sería demoledora (el equipo sumó 15 puntos hasta el ecuador).

En el histórico, desde el cambio de milenio, el cupo de las ocho victorias en una segunda vuelta, se consiguió en siete de las trece campañas que el Celta estuvo en Primera, casi la mitad.

El tope de triunfos se sitúa en los once alcanzados en la 05/06, el penúltimo curso de Europa. Aquel ejercicios los celestes con Fernando Vázquez en el banquillo se fueron hasta los 69 puntos, la cima desde el cambio de siglo.

Ahora el escenario es muy diferente y el Celta ya ha consumido dos de las 19 jornadas de la segunda ronda del torneo. Por el momento suma dos empates pero arrastra una serie de siete partidos sin ganar, lo que le obliga a reaccionar con celeridad a las puertas de un mes en donde le esperan de inicio tres enfrentamientos con equipos situados en la zona noble de la tabla.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

El reto de sumar ocho victorias