Mejor el principio que el final

Las últimas citas destapan el problema defensivo en un Celta muy limitado por la plaga de lesiones


Vigo

El Celta termina la pretemporada peor que la comenzó. Con dudas, desenterrando sus fantasmas defensivos del pasado y evidenciando que el verano le ha pasado una desmesurada factura en forma de lesiones que ha afectado especialmente a la opción de recurrir a la velocidad con Santi Mina cuando sea necesario. Y sin corregir aspectos pendientes como la falta de jugadores de banda.

DESARROLLO

Al buen inicio le falló el final

Lo dicen los resultados y el juego. El Celta comenzó la pretemporada con victorias y buen juego, especialmente ante el Lille el Vilagarcía, en el mejor partido de todo el verano, pero a continuación esa línea ascendente se detuvo. Frente al Unión Berlín empató el primer partidillo y ganó la cita de presentación de los alemanes por 0-3, pero aquel fue el resultado más engañoso de todos, porque el Celta vivió de la pegada y de los paradones de Rubén. De regreso, las citas ante Tenerife y Lazio solo aportaron dudas. En Melgaço la apática respuesta de la segunda unidad y en Balaídos los problemas derivados de las bajas.

DEFENSA

Ante el Lazio volvieron los problemas de siempre

La mejor respuesta defensiva del Celta fue también ante el Lille, un equipo vertical al que supo neutralizar. Sin embargo ante el Lazio y con el cambio de sistema volvieron las facilidades de siempre y en equipo encajó dos goles, la cifra más alta de toda la pretemporada, aunque pudieron ser más. Immobile jugó a placer y los romanos llegaron con mucha facilidad al área rival. Pese a todas las probaturas de centrales, parece que Escribá todavía no ha encontrado el tándem ideal.

ATAQUE

Mucha dinamita pero un 1,3 goles de media por partido

No fue un verano especialmente prolífico en goles. Salvo el 0-3 de Alemania ante el Unión Berlín, los celestes siempre se movieron en marcadores más cortos. Le metieron dos goles al Lugo y luego firmaron uno ante Lille y Lazio, además de otro en el prólogo ante el cuadro. Tampoco el equipo ha generado un aluvión de oportunidades. De nuevo Vilagarcía se llevó la palma.

MEDIO CAMPO

La zona más indefinida

La ausencia de Okay Yokuslu a lo largo de toda la pretemporada ha lastrado sobremanera al conjunto vigués. Escribá no ha podido disponer de un doble pivote de su gusto, que mezcle músculo con salida de balón, ha realizado todas las probaturas posibles (con un central Sáenz, en ese puesto incluido) y en el cierre del verano modificó el dibujo para jugar con un rombo, que dio combinación pero a cambio de dejar muchos espacios al rival.

las bandas

Apenas existen

Fue uno de los problemas de la temporada pasada y sigue sin tener solución por la falta de efectivos. A día de hoy es Pione Sisto el único jugador que puede tener colgada la etiqueta de extremo en la plantilla después de las salidas y el danés, además de contar apenas por sus problemas personales, tampoco reclama un sitio cada vez que tiene una oportunidad. Durante toda la pretemporada Brais y Denis, dos jugadores más de pasillo central, han sido los que han estado más cerca de la línea de cal.

recursos

Sin Santi Mina no hay opción de velocidad

La mejor noticia del primer partido del verano fue comprobar como el Celta tenía un recurso adicional a su habitual control de los partidos a través de la posesión. En la segunda mitad ante el Lugo la sociedad Mina-Aspas hizo estragos con su fútbol a la carrera. El retornado buscando espacios y el 10 teniendo más a facilidad para bajar a recibir y dirigir el juego de ataque. Los golpes impidieron que esa opción, que apuntaba a titular, pudiera ensayarse de nuevo.

COMBINATIVO

El equipo mantiene su tendencia al control de balón

El Celta quiere seguir siendo protagonista asumiendo el control de balón. Tiene un importante grupo de peloteros en la zona de arriba para hacerlo, pero no debe ser a costa de facilitar el juego de ataque del rival. Encontrar el equilibrio parece clave.

EFECTIVOS

Una plantilla menguante que se ve afectada por las lesiones

El Celta comenzó la pretemporada con una cantidad desmedida de futbolistas. A A Toxa se fueron hasta 32 jugadores contando los del filial. A día de hoy, en la primera plantilla quedan 23 de los que cuatro están lesionados (Sergio, Hugo Mallo, Okay y Santi Mina) y a dos (Beauvue y Juan Hernández) podrían darle salida. Una situación que ha mermado el final de la puesta a punto de pretemporada y que afectará al inicio de liga. Algún canterano puede estar en la primera lista.

UNIDAD B

No se reivindicaron el día señalado

Los menos habituales en este verano, acompañados de los jugadores del Celta B, tuvieron su particular reválida ante el Tenerife en Melgaço, pero ninguno de ellos aprobó el test. Pese a no jugar competición europea, el Celta necesita un once alternativo de garantías en donde al diferencia entre titulares y suplentes se minimice en lo posible.

3

Ganados

A Lugo, Lille y el segundo de Berlín

1

Empatados

El partidillo ante el Unión Berlín.

2

Derrotas

Ante Tenerife y Lazio.

8

Goles a favor

La mejor cosecha fue el 0-3 de Berlín

4

Goles en contra

Tres de ellos en las dos últimas citas

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Tags
Comentarios

Mejor el principio que el final