Trece años esperando un triunfo

El Celta, que no gana al Villarreal en Balaídos desde el 2006, asume el reto


vigo

Han pasado 13 años, un mes y seis días desde que el Celta le ganó por última vez al Villarreal en Vigo. Fue el 12 de febrero del 2006 con Fernando Vázquez como entrenador y con un gol de Baiano en un equipo vigués en donde ya brillaba David Silva. Cierto es que a lo largo de este tiempo hay que reflejar un total de seis temporadas en donde ambos no coincidieron en la misma categoría, pero desde entonces se han disputado seis partidos de liga y uno de Copa en Balaídos y los cuatro empates fueron el mejor botín para el conjunto vigués.

Un gol de penalti transformado por Baiano en la antesala del descanso encarriló la última derrota del submarino en Vigo. Aquel día brilló Pinto en la portería celeste y Borja Oubiña en la sala de máquina. Los célticos se adelantaron en el marcador y fueron capaces de contener a un rival en donde jugaba Calleja, el actual entrenador, y que tenía en Forlán a su jugador de referencia. Los vigueses terminaron la temporada como sextos y clasificándose por penúltima vez para Europa. Un puesto por debajo, y abocados a la Intertoto, acabaron los de Pellegrini. Cazorla, el único superviviente en ambos equipos de aquel partido, estuvo en el banquillo pero no dispuso de minutos.

Desde entonces cada visita del Villarreal a Vigo se ha saldado con empate o derrota local. El vía cruces comenzó ese mismo año en diciembre en la temporada del último descenso celeste: 1-1 fue el resultado final. Volvió a marcar Baiano pero Forlán respondió en la segunda mitad.

Desde entonces tuvieron que esperar hasta septiembre del 2013 para volver a verse las caras en liga (el Celta estuvo cinco años en Segunda y el Villarreal el siguiente) pero se encontraron en una épica Copa del Rey en el 2010 para los vigueses que se decidió en El Madrigal tras un 1-1 en Vigo. Arthuro adelantó a los célticos y el entonces equipo de Primera empató por mediación de Rossi, aun en su esplendor.

El reencuentro

En liga el reencuentro se produjo en la quinta jornada de la campaña 13/14 con Luis Enrique en el banquillo vigués. El 0-0 fue el resultado definitivo en una contienda en donde Yoel fue el gran protagonista en un Celta que había formado con seis jugadores de casa de inicio (Yoel, Hugo Mallo, David Costas, Álex López, Santi Mina y Toni Dovale).

Un año después llegó el triunfo más cómodo de los castellonenses en Vigo (1-3 con un hat trick de Moi Gómez). Larrivey marcó para locales y aquel gol del argentino fue el último conseguido ante el submarino por un céltico en Vigo. Desde entonces han pasado tres años y tres partidos en barbecho.

Porque en marzo del 2016 se firmó el cuarto y último empate (de nuevo sin goles) y las dos visitas del 2017, las últimas y en temporadas distintas, se salvaron con sendos 0-1. En el último año de Berizzo con los célticos metidos de lleno en la Europa League decidió un tanto de Roberto Soldado para un Villarreal que preparaba Fran Escribá, el hoy técnico celeste. El curso anterior con Unzué a los mandos fue Pablo Fornals quien certificó la derrota del conjunto vigués.

Trece años después el Celta tiene la necesidad imperiosa de ganar. Otro frente que reconquistar.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

Trece años esperando un triunfo