Precedentes para desconfiar

La última vez que el Celta arrancó el año con tres derrotas seguidas acabó descendiendo


Vigo

Muchas de las estadísticas que deja la jornada para el Celta avisan de lo peligrosa que es la situación y que la amenaza del pozo de Segunda es muy real. En el 2007 se fue al pozo tras perder los tres primeros partidos del año, igual que en las tres ocasiones que encajó 34 o más goles a estas alturas de campeonato.

CERO PUNTOS

El 2007 comenzó con tres derrotas y el equipo descendió

El precedente del último descenso no invita al optimismo. La última vez que el conjunto vigués comenzó un año con derrota acabó con sus huesos en el fútbol de plata. Aquel 2007 arrancó con derrotas ante Betis, Atlético de Madrid y Getafe con Fernando Vázquez a los mandos y acabó con descenso con Stoichkov en el banquillo. El segundo precedente de cero victorias en un inicio de año es un poco más halagüeño. Sucedió en el 2003 cuando el equipo se clasificó para Champions. La diferencia era que el conjunto era cuarto y tras perder con Deportivo, Real Madrid y Real solo bajó al sexto puesto.

GOLES EN CONTRA

Las tres veces que encajó 34 o más goles a estas alturas, descendió

El número de goles en contra es el mejor indicador de lo que se viene encima. Las tres veces que el Celta había encajado a estas alturas de campeonato 34 o más goles acabó en Segunda. Sucedió en la campaña 78/79 con 37 tantos en contra y se repitió en la 85/86 con 41 y más recientemente en la 03/04 con 34 encajados, el mismo número que el conjunto vigués arrastra en la actualidad después de disputar 20 partidos a una media de 1,7 por encuentro.

LA RACHA

La peor en los últimos dos años

El Celta no encadenó cuatro derrotas consecutivas ni cosechó un punto de 15 posibles a lo largo de la pasada temporada con Unzué en el banquillo. El último precedente tan negativo se remonta al final de la temporada 16/17 y tiene una explicación: aquel equipo de los últimos días de Berizzo aparcó la liga para eliminar al Genk en el partido de vuelta de los cuartos de la Europa League y volvió a hacer lo mismo en las dos semanas que duró el cruce de semifinales con el Manchester. Eso significó apostar por toda la unidad B en el torneo doméstico y el resultado fueron cinco derrotas consecutivas. El precedente anterior tan solo con la liga como punto de mira se encuentra en la famosa racha de las diez jornadas sin ganar de Berizzo (desde noviembre del 2014) con dos empates y ocho derrotas.

LA CAMPAÑA PASADA

Los tres que estaban en descenso a estas alturas acabaron en Segunda

La historia de la permanencia y el descenso en Primera está llena de estadísticas para todos los gustos, pero hace un año, después de 20 jornadas Deportivo, Las Palmas y Málaga ocupaban los tres últimos lugares y al final acabaron descendiendo. El Levante era quien marcaba el corte con dos puntos más y 18 partidos después pudo vivir un final plácido de temporada.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos
Comentarios

Precedentes para desconfiar