Al Celta le siguen dando las cuentas

Con más de 26 millones, rompe el techo de la era Mouriño en fichajes, aunque la cifra de ventas es mayor

.

vigo / la voz

El mercado de verano fue ajetreado en A Sede. Entre idas y venidas, hasta 18 futbolistas cruzaron las puertas del edificio de Príncipe, unos para entrar y otros para decir adiós. Y aunque el club generalmente no da a conocer las cifras exactas de las operaciones, acabó el estío desembolsando aproximadamente 26 millones para hacerse con los servicios de siete futbolistas y recaudando unos 35 por la venta de varios activos.

Por segunda temporada consecutiva el Celta empleó más de veinte millones para la compra de jugadores. Los 26 destinados suponen el techo histórico de la era Mouriño y superan los 25.8 que se consignaron el año pasado, cuando la compra de Emre Mor, Lobotka, Maxi Gómez y Jozabed se llevó el grueso de la partida.

En esta ocasión la inversión estuvo más repartida y, curiosamente los fichajes más caros fueron dos hombres de contención, el centrocampista defensivo Fran Beltrán, y el central Néstor Araujo, el defensa más caro de la historia del Celta. El club vigués abonó al Rayo Vallecano 8 millones por el joven mediocentro, es decir, la cláusula de rescisión. Una inversión que podía parecer arriesgada por su edad, 19 años, pero que en los primeros partidos de la temporada ya se demostró acertada. En el caso de Araujo, el internacional con México está respondiendo a las expectativas depositadas en él.

El otro candidato al centro del campo celeste es Okay Yokuslu, internacional con Turquía por el que el Celta abonó seis millones de euros. La cuota nórdica se mantiene viva en el Celta, y tras la marcha de Wass, Mathias Jensen está llamado a recoger el testigo. El Celta abonó 5 millones por el jugador, que llegó lesionado y todavía no ha podido debutar.

David Juncá, el primer fichaje del verano, llegó a Vigo libre al terminar contrato con el Eibar, mientras que Júnior Alonso, que está llamado a ocupar el lateral zurdo, lo hizo cedido con opción de compra, igual que Boufal. El primero procede del Lille y el segundo del Southampton.

El club vuelve a hacer caja

La inversión del Celta ha sido importante, pero sus ventas todavía lo han sido más. En números aproximados, el club ha hecho una caja de unos 35 millones de euros tras desprenderse de diez futbolistas; once si se cuenta a Jonh Guidetti, cuya cláusula de compra era obligatoria en verano para el Alavés.

La marcha de Borja Iglesias al Alavés ha sido la principal fuente de ingresos este estío. El Espanyol abonó la cláusula de rescisión del jugador establecida en 10 millones. El adiós de Jonny, Sergi Gómez y Daniel Wass a Atlético de Madrid, Sevilla y Valencia siguió guiones similares y dejó unos 16 millones más. Una cantidad que puede incrementarse en función de las variables acordadas.

El Tucu Hernández regresó a su país después de que Independiente pagara alrededor de 1,5 millones de euros por el 50 % de sus derechos y Bongonda se ató al Zulte tras abonar unos 1,6 millones. El club también percibió una cantidad que no trascendió por Lemos y Drazic. En el caso de Fontás, el Celta le dejó marcharse libre al fútbol americano.

El balance de ingresos-gastos arroja, de este modo, un saldo positivo de unos nueve millones de euros.

Los célticos, el quinto club con mejor balance en el capítulo de compras y ventas

 

 

Las cifras del Celta en el mercado de verano siguen subiendo. Los 26 millones destinados a fichajes sitúan al club vigués como el octavo que más inversión ha realizado, por detrás de Real Madrid (145 millones), Barcelona (125), Atlético de Madrid (123), Villarreal (82), Sevilla (76), Athletic (28) y Betis (27).

En el capítulo de ventas, el club vigués también ha sido el octavo que más ha recaudado en Primera División. La lista la encabeza el Real Madrid con algo más de 133 millones, en su mayoría correspondientes al traspaso de Cristiano Ronaldo a la Juventus. El Sevilla hizo negocio por casi 90 millones de euros y el Barcelona por algo más de 82. Tras ellos llega el Athletic de Bilbao, con 80 millones en traspasos, el Valencia, con 57 millones, el Villarreal, con más de 54, y el Betis, cuya carpeta de ventas superó los 46 millones.

Si se tiene en cuenta la inversión en fichajes y las ventas, el Celta sería el quinto club de los nueve a los que el balance les arroja números positivos. Las cuentas célticas hablan de más de 9 millones a favor en el balance compras-ventas que le sitúan por detrás del Athletic (52 a favor), el Betis (19), la Real Sociedad (18,8) y el Sevilla (13,4). La ecuación demuestra una vez más que el Celta es de los que opta por no gastar más de lo que ingresa.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
10 votos
Comentarios

Al Celta le siguen dando las cuentas