Goles a ritmo de los cincuenta

Solo Mauro, 62 años atrás, supera los quince tantos de Iago Aspas después de 22 jornadas en Primera


vigo / la voz

Parece repetitivo, pero Iago Aspas sale a récord por semana. Su fantástico gol de Mendizorroza no valió para salvar al menos un punto, pero significó su décimo quinta diana de la temporada, un registro que ningún delantero del Celta alcanzaba desde los tiempos de Mauro Rodríguez, según datos de la cuenta Afouteza e Corazón. Fue en la temporada 55/56 cuando el delantero vigués firmaba 19 tantos después de 22 partidos, finalizando aquel ejercicio con 23 dianas.

El atacante de Moaña está pulverizando todos sus registros. A estas alturas de campeonato, con la camiseta celeste y en todas las categoría, tenía como tope los 11 goles de la campaña pasada, cuando terminó firmando su mejor temporada con 19 tantos. Este curso comenzó un poco más tarde, no marcó hasta la jornada octava en Las Palmas, pero desde entonces el moañés ha sico capaz de anotar 15 goles en los 14 últimos partidos, unos números que en clave celeste solo tienen correspondencia con la década de los 50 del siglo pasado.

Mauro Rodríguez, también un ariete de casa, es quien marca el récord de goles de un delantero del Celta después de 22 jornadas en Primera División. Fue en el curso 55/56 cuando el céltico llevaba a estas alturas la friolera de 19 dianas con seis dobletes a Real Madrid, Cultural Leonesa, Murcia, Deportivo, Valladolid y Las Palmas.

Mauro, en más partidos

Mauro, que ya marcó en la primera jornada, terminó por ser el segundo goleador de la Liga con 23 tantos, tan solo uno por debajo de Di Stefano, el mítico jugador del Real Madrid. El Celta, como colectivo, había conseguido aquella temporada 52 dianas, lo que significa que su delantero de referencia acaparó el 44,2 % de los tantos.

Pahiño, otro de los grandes artilleros del Celta, había marcado en la misma secuencia de contiendas 18 goles unos años atrás (campaña 47/48), cifra que le sirvió para fichar por el Real Madrid a la conclusión de la temporada.

Con 16 partidos por delante, todo indica que Iago Aspas está en condiciones de batir su registro de 19 goles de la temporada pasada e incluso de superar los 23 de Mauro Rodríguez de aquel año 1956 si mantiene el ritmo que está exhibiendo desde hace unos meses.

Iago se está especializando además en goles imposibles. Ante el Alavés fue capaz de irse de tres contrarios y tirar un caño antes de conectar el balón con la pierna izquierda y ponerlo lejos del alcance de Pacheco. El de Mendizzorra era su gol número 32 a domilicio, un registro que le convierte en máximo goleador compartiendo podio con Gudelj, que lo había conseguido en un partido menos. ¿Cuál será el récord de la próxima jornada?

Los célticos están un punto por encima del curso pasado

Pese a la derrota, solo el Eibar adelantó al Celta en la tabla clasificatoria y los vigueses son ahora el octavo clasificado, a un punto de los armeros y a dos de la sexta posición que da acceso directo a Europa sin esperar la resolución de la Copa del Rey.

Con respecto a la temporada pasada, el cuadro vigués suma un punto más a estas alturas de campeonato, 31 frente a 30, además de estar dos posiciones más arriba. Sin competición europea ni Copa del Rey, lo normal es que este Celta mejore los números del curso pasado en la segunda vuelta.

En la única comparativa reciente en la que sale perdiendo el cuadro de Unzué es con respecto al curso 15/16, cuando sumaban 34 puntos. Fue la temporada en donde los celestes volvieron a Europa, un reto que continúa vigente ahora.

De Mendizorroza a Mendizorroza, trece salidas consecutivas marcando

El Celta encadena trece partidos de Liga a domicilio marcando de un modo consecutivo, los de la actual temporada y el último del curso pasado, en Vitoria. Iago Aspas abrió la cuenta en mayo del año pasado en Mendizorroza y la continuó el sábado con su tanto en el descuento.

Tomando como referencia la temporada en curso, solo el Celta y el Barcelona han marcado hasta la fecha en todos los desplazamientos, aunque con diferentes réditos. Mientras los culés han sumado 30 puntos a domicilio con nueve victorias y tres empates, el Celta se tiene que conformar con 16 (cinco triunfos y una igualada) en los mismos doce encuentros como visitantes. A los vigueses les quedan siete de sus 16 partidos pendientes para acabar la Liga a domicilio.

La racha de la actual temporada es la mejor de la historia del Celta como visitante, superando la barrera de los once goles marcados por la escuadra que entrenaba Miguel Ángel Lotina en el curso 03/04.

La próxima salida, dentro de dos semanas, será al Coliseo de Getafe, otro campo que tradicionalmente no se le da nada bien a los vigueses.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

Goles a ritmo de los cincuenta