El Celta, ante un enero ajetreado

Los casos de Guidetti, Roncaglia y Hjulsager condicionarán las previsiones iniciales


vigo / la voz

El mes de enero se presenta ajetreado para el Celta. Todavía no se ha abierto la ventana de transferencias y ya han sonado nombres para salir, candidatos para entrar y propuestas varias. Lo cierto es que en los planes iniciales del club entraba fichar a un lateral zurdo que pueda hacer competencia a Jonny, y a un delantero de garantías en caso de que Maxi Gómez hiciese las maletas rumbo a China.

Salvo un giro radical de los acontecimientos, el delantero uruguayo continuará vistiendo de celeste más allá de enero, por lo que no habría que cubrir su hueco, sino el de Guidetti, que todo indica que saldrá en fechas próximas. El futbolista nórdico quiere minutos para competir por un puesto en el Mundial y sabe que en Vigo lo tendrá difícil, por lo que una cesión hasta junio es el escenario más factible.

Si se marcha el sueco, el Celta tendría que decidir si va al mercado a por otro ariete o si, atendiendo a las palabras de Juan Carlos Unzué, tiene al recambio de John ya en el vestuario. El técnico, tras el partido en Riazor, dijo que el plan B ante el Deportivo era contar con Emre Mor como delantero, y si no aparece un jugador que colme las expectativas celestes y que se ajuste al precio, podrían dejar descubierta la baja del sueco.

Otro frente que se ha abierto ante los célticos está en el centro de la defensa. Facundo Roncaglia ya ha manifestado públicamente que valorará su futuro, ya que quiere pelear también por ir al Mundial, lo que abre la puerta a que el futbolista cause baja en una línea defensiva a la que aporta polivalencia. De confirmarse el adiós del argentino, los vigueses deberán decidir si buscan a alguien para su demarcación o si prefieren tirar con Cabral, Sergi Gómez y Fontás, mirando de reojo a la cantera. Pendiente está también el caso de Hjulsager. Más allá de nombres, en el Celta tienen claro que las bajas serán cubiertas, entre otras cuestiones, para no adelgazar todavía más a una plantilla que ya de por sí es corta. Lo que suceda en la Copa frente al Barcelona también puede pesar en la toma de decisiones.

Entre las cuestiones que tocan al Celta también en este enero están el futuro de Álvaro Lemos, sin minutos en el Lens, y el de Bongonda, que no cuenta en el Trabzonspor. Ambos están cedidos.

Lo que está claro, es que enero es largo y pueden pasar muchas cosas y darse giros inesperados. Ayer por la noche la edición digital del diario Sport recogía que el Celta habría pedido la cesión de Rafinha y que el jugador, que sale de lesión y necesita minutos para apurar sus opciones de ir al Mundial, lo vería con buenos ojos si en este arranque de año no tiene oportunidades. Para el Barça sería un modo de aligerar plantilla y que se rodase.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

El Celta, ante un enero ajetreado