Un ataque internacional

Cuatro de los seis jugadores del Celta convocados con sus selecciones son delanteros o extremos y solo dos atacantes célticos no han sido citados


vigo / la voz

El Celta no es un equipo diseñado a partir de figuras, sino un grupo de futbolistas que funciona de forma coral y al que se ha intentado añadir jugadores desequilibrantes. La calidad del centro del campo es notable, con futbolistas de la talla del Tucu Hernández o Daniel Wass y promesas que ya son realidades como Radoja o Lobotka, pero es en los últimos metros donde se acumulan los efectivos llamados a marcar la diferencia. ¿La mejor muestra? La llamada de las selecciones. De los seis internacionales convocados para el tercer parón de la temporada, cuatro son delanteros -Aspas, Guidetti, Sisto y Gómez-, el quinto no ha acudido por estar lesionado -Mor- y el sexto -Hjulsager- fue clave en su sub21, aunque ahora está más difícil que dé el salto.

El Celta tiene un ataque internacional. Iago Aspas ha convencido a Julen Lopetegui y está peleando seriamente por hacerse un hueco en el Mundial de Rusia; John Guidetti, a pesar de no estar teniendo protagonismo en Vigo, es un fijo en los planes de Lars Lagerbäck; y Maxi Gómez, con su efectividad en su estreno en el fútbol europeo se ha ganado la llamada de Tabárez. Los tres jugadores que Unzué puede destinar a la punta de ataque -aunque Aspas está jugando más en banda- son internacionales con sus selecciones, lo que les sitúa entre los atacantes más notables del fútbol internacional. El cuarto céltico citado es un Pione Sisto que va cobrando protagonismo en la selección danesa al mismo tiempo que crece vestido de celeste.

El historial internacional de Guidetti sigue el guion tradicional. Fue habitual con las categorías de base de su país, durante años sembró su camino hacia la absoluta y ha sido con su rendimiento en Vigo con el que han derribado la puerta definitiva. El sueco, que está descontento con el escaso protagonismo que está teniendo este curso, debutó con la absoluta allá por el 2012, aunque fue desde octubre del 2015, ya vestido de celeste y superada su etapa sub21, cuando se convirtió en asiduo en el combinado sueco. Hasta la fecha, sin embargo, sigue sin conseguir asentarse en el once.

El caso de Sisto con Dinamarca sigue un guion menos tradicional. Participó en media docena de compromisos con la sub21 y en septiembre del 2015 se estrenó con la Dinamita Roja. Ha sido esta temporada, con su salto en el rendimiento con su club, cuando ha conseguido encadenar participaciones con la selección. 

Maxi y Aspas, a contrasentido

Lo habitual es que para los futbolistas sea más sencillo abrirse paso en las selecciones de base que en la absoluta, sin embargo Iago Aspas y Maxi Gómez han optado por la vía rápida. Al moañés le llegó la primera llamada de Lopetegui hace un año, y cuando por edad ya parecía poco probable que le convocaran, y a Maxi Gómez Tabárez le ha citado por primera vez este curso después de ver su arranque estratosférico en el fútbol español.

Los otros dos atacantes natos con los que cuenta el Celta, Emre Mor y Andrew Hjulsager, se han quedado en Vigo trabajando. El internacional con Turquía se ha ausentado de una selección absoluta que habitúa a convocarle debido a una lesión en el tobillo izquierdo.

Por su parte, el jugador danés es el único atacante de los vigueses que todavía no se ha hecho un hueco en su equipo nacional absoluto. Al contrario que su compatriota Pione, en la carrera de Hjulsager constan todas las categorías inferiores del equipo danés y en la sub21 destacó como imprescindible. La falta de oportunidades en Vigo no le ayuda en su pelea por la absoluta.

En noviembre del 2016 recibió su primera convocatoria con España. Debutó el día 15 de ese mes y desde entonces ha participado en seis partidos, la mitad amistosos. Lleva 201 minutos (106 en amistosos) y ha marcado 3 goles.

Con 19 años, en el 2012, debutó con la selección absoluta sueca. Fue un estreno anecdótico, ya que es desde el 2015 cuando ha tenido presencia asidua. Lleva 19 partidos (8 amistosos), un total de 847 minutos (362 amistosos) y un gol.

En septiembre de hace dos años se estrenó con la Dinamita Roja. Desde entonces ha disputado 445 minutos, de los que 424 fueron oficiales. Ha jugado un amistoso y los seis partidos de clasificación para el Mundial de Rusia.

Maximiliano Gómez llegó al Celta en verano y su participación en el equipo de Unzué, y sobre todo sus goles, le han llevado a convencer a Óscar Washington Tabárez de que merece estar con Uruguay. Todavía no ha disputado minutos.

Los célticos abren hoy fuego con sus combinados

Los dos primeros compromisos de las selecciones absolutas con célticos en sus filas se han calendado para esta tarde. La Suecia de John Guidetti disputa la ida de la repesca del Mundial frente a Italia a partir de las 20.45 horas en un encuentro de máxima disputa en el que el céltico no apunta al once titular.

Por su parte, Maxi Gómez, que vive su segunda concentración internacional, estará en el amistoso que Uruguay protagonizará con Polonia en Varsovia. Sin Luis Suárez entre los citados, el céltico tiene más opciones de debutar, aunque a priori será Stuani el elegido por Tabárez.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

Un ataque internacional