La idea de juego no acaba de cuajar

La irregularidad marca el análisis de los entrenadores sobre el incio de un Celta que destaca por su facilidad goleadora y por los errores defensivos, lo que puede pasar factura en la clasificación


x. r. c., l. g. c. vigo / la voz

Las diez primeras jornadas de cada temporada suelen convertirse en la primera frontera para analizar un equipo. Y el Celta alcanza este corte con el estigma de la irregularidad y de no acabar de plasmar en el terreno de juego la idea de fútbol que Unzué pretende llevar a cabo. Lo dicen mayoritariamente los cuatro entrenadores (con pasado en el staff del Celta) consultados: Rafa Sáez, Moncho Carnero, José Luis Mosquera y Alejandro Menéndez. Los expertos también coinciden en que este irregular inicio puede marcar la aspiración en la Liga, que por ahora pasa por alcanzar la regularidad.

¿Cuál es el balance en las diez primeras jornadas?

Con matices, pero el Celta no alcanza el aprobado. «Creo que podería estar un pouco por deibaxo», comenta Moncho Carnero de un modo gráfico, un déficit que viene generado, según Alejandro Menéndez, porque el equipo «no tiene todavía un ADN claro en cuanto a juego, a cómo quiere ganar los partidos y lo que debe exponer para ganarlos. El equipo no ha ofrecido el listón alto que todos creemos que puede dar». José Luis Mosquera habla de «arranque irregular e un pouco negativo» pero matizando que hay cosas buenas y que su filosofía es ver siempre el vaso medio lleno. Rafa Sáez, por su parte, considera que «estalle custando arrancar e non acaba de atopar unha liña de regularidade» apuntando que arrastra una exigencia muy grande después de lo alcanzado la temporada anterior.

¿El equipo presenta una idea de juego definida?

Menéndez es el más contundente: «No tiene una idea clara o al menos ahora mismo no refleja en el terreno de juego cómo quiere ganar los partidos. No se especializa en una idea de juego». Carnero se despacha en la misma línea: «Penso que non o conseguiu aínda. Hai unha idea que o adestrador quere implantar, pero penso que o equipo non a asumiu plenamente», quien además recomienda una tercera vía si el equipo no termina de adaptarse a esta idea de juego: «Non son partidiario, nin moito menos, de prescindir do adestrador, pero ao mellor ten que xuntarse coa plantilla e falar, porque entre todos poden aportar cousas novas. Igual tes que tomar decisións diferentes ás que traías ao principio de Liga». Sáez tiene claro que la idea existe, pero no su plasmación: «O equipo trata de facer fútbol combinativo dende o porteiro ata a última liña de ataque pero despois outra cousa a realidade». Mosquera considera, por contra, al Celta un equipo reconocible, pero víctima de una irregularidad que le marca. «Creo que hai veces que é recoñecible, e seguro que pouco a pouco aínda o vai ser máis nun futuro, pero si é certo que ás veces cando o Celta non é capaz de facer o seu fútbol a negatividade lévanos a dicir que non se sabe a que xoga».

¿Qué es lo mejor por lo visto hasta ahora?

«Ten momentos de actuar en campo contrario que me encantan, sobre todo nesa fase de creación con profundidade de chegar o balón á área contraria e logo a finalización», asegura José Luis Mosquera, que destaca por encima de todo el gol que tiene el equipo. «Leva 19 goles e iso significa que ten gol», una idea que comparte de pleno Alejandro Menéndez: «El equipo tiene mucho talento individual y algo muy importante, gol, y un equipo que tiene gol tiene muchas papeletas para estar en los puestos altos». Moncho Carnero destaca que «a veces o equipo ten fases de bo fútbol, pero son fases moi concretas, demasiado curtas».

¿Y lo peor del repertorio mostrado?

Como no podía ser de otra manera, la fragilidad defensiva. Rafa Sáez habla de que «en certos momentos penalizouno a saída de balón, que custan puntos. O equipo está sendo un pouco escravo da súa idea de xogo. Penso que non se corresponde a idea co resultado final da proposta futbolística». Carnero también apunta que «perdeu a intensidade no xogo, a presión alta. Antes, cando perdían un balón arriba recuperaban preto da portería contraria e era moito máis fácil facer gol. Tampouco somos capaces de mellorar es estratexias defensivas e seguimos tendo problemas».

¿Cuáles deben ser las aspiraciones?

Carnero le pone puertas a la clasificación. «Dixen a principios de tempada que o Celta por presuposto, plantilla e todo tiña que moverse entre os postos 8 e 14, e mantéñoo». Mosquera piensa que el inicio no invita a ponerse grandes retos, sino a mirar a lo más próximo: «Co que fixo o ano pasado todo indicaba que podía pelexar polos postos de Europa pero con esta irregularidade só podes pensar en gañar o partido seguinte e pouco a pouco ir mirando mais para arriba. De momento máis importante é a regularidad e facer por fin un partido completo, non con picos». Menéndez considera que por plantilla hay margen para recuperar el tiempo perdido: «Entiendo que si se saca lo mejor de cada futbolista es una plantilla que puede tener miras altas, de poder luchar por un puesto en la Europa League», pero también advierte de que de no cambiar le espera la zona templada. Rafa Sáez tampoco va más allá: «A aspiración ten que vir dada en función de como vaia a tempada. O importante é non facer compativas».

El calendario no debe ser es un problema, el equipo da la talla ante los grandes

Los entrenadores consultados coinciden en que el calendario que le espera al Celta para acabar el año es de máxima dificultad, pero que el equipo siempre ha dado la talla ante los grandes, poniendo como ejemplo la reciente contienda ante el Atlético «na que pecharon no seu campo ao rival», recuerda Mosquera.

Hay quien piensa, como Menéndez, que el Celta depende más del día de sus propios jugadores que de los nombres del rival. Aun así, nadie esconde que vienen partidos complicados que van a marcar la posición del Celta en la tabla. Una mala racha puede llevar a la preocupación.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

La idea de juego no acaba de cuajar