Un Celta con roles definidos

Rubén se asienta como portero titular y Unzué repitió los mismos diez de campo en tres de las últimas cinco citas


x. r. c. vigo / la voz

Aunque da la impresión que Unzué no ha dado con la tecla que impulse al Celta y lo asiente en la zona importante de la tabla, sí parece que el técnico navarro ya cuenta con un once tipo definido. Rubén se perfila como el portero titular tras volver al once tan pronto como estuvo disponible, y en cuanto a los diez jugadores de campo, en tres de las últimas cinco contiendas (Eibar, Atlético de Madrid y Las Palmas), se repitió la misma competición.

Desde el partido de Ipurúa Unzué tiene los roles definidos. A día de hoy Rubén es el elegido para la portería, mientras en la línea defensiva el baile de los centrales ha tornado en un Cabral-Sergi Gómez como pareja fija. En el caso del catalán ya acumula seis jornadas ininterrupidas en el equipo titular, mientras Fontás no sale de cara en Liga desde el 29 de septiembre (3-3 con el Girona). En las bandas, con Hugo Mallo y Jonny, los dos únicos laterales específicos. Solamente el de Matamá ha disputado la totalidad de los minutos de los once partidos oficiales del Celta.

En el centro del campo Radoja primero y Jozabed después han ido perdiendo protagonismo en favor de un trío cada vez más repetido: Lobotka-Hernández-Wass (en el caso del eslovaco acumula cinco titularidades consecutivas y el danés solo faltó a un partido). En las últimas cinco jornadas solo se rompió ante el Girona porque Hernández sufría molestias y en Las Palmas porque Wass tuvo que ejercer del lateral derecho por la lesión de Hugo Mallo.

El ataque es la línea que menos ha combinado de todas. Salvo en el estadio de Gran Canaria por la sanción de Maxi Gómez, en los nueve partidos restantes la apuesta ha sido la misma: Aspas-Maxi Gómez-Pione Sisto. La vez que faltó el charrúa fue Iago Aspas el que ejerció de nueve.

Suplentes claros

Esta situación también ha provocado un rol definido para los suplentes. Hjulsager solo tuvo oportunidad de jugar de cara en la Copa del Rey, en donde se reivindicó con un buen partido, y Guidetti tampoco ha formado parte de un once liguero, aunque suele ser un cambio habitual. Emre Mor tiene más protagonismo, pero sigue sin hacerse un hueco entre los elegidos.

No obstante, en la línea de vanguardia podría haber movimientos en un futuro inmediato. Maxi Gómez no marca desde el partido con el Girona y en La Rosaleda entró muy poco en juego. Tuvo una ocasión en donde Iago Aspas y él terminaron estorbándose. Esa situación podría darle cierto chance a Guidetti de cara a recibir al Athletic el próximo domingo.

También se le podría abrir una puerta a Radoja en el centro del campo después de los últimos resultados y del gris partido de Lobotka en Málaga. Los dos se deben jugar el puesto de mediocentro defensivo puro, una posición para la que no considera el entrenador al Tucu Hernández, pese a que el curso pasado el chileno se dejó ver mucho en el doble pivote.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Un Celta con roles definidos