El Celta espera el acierto de Aspas

El moañés nunca aguardó hasta la jornada seis para marcar en sus cursos en la élite de celeste


Vigo / La Voz

El Celta necesita los goles de Iago Aspas para salir a flote y este curso el gol se le resiste al moañés, que nunca había esperado a la sexta jornada para marcar. El curso pasado lo hizo al quinto intento ante el Sporting de Gijón y luego rompió su techo goleador. En sus dos comparecencias anteriores con los célticos en la élite incluso había sido más rápido: en la 15/16 al primer intento y en la 12/13 en el tercero. La última vez que Iago Aspas marcó de celeste en jugada fue el 13 de abril, cuando anotó ante el Genk. Los tres últimos tantos del pasado curso los había firmado de penalti.

En esta situación puede tener que ver su ubicación en el campo. Desde el pasado mes de febrero la referencia ofensiva del Celta dejó la posición de nueve para colocarse en banda derecha. Ahí lo ubicó Berizzo para hacerle coincidir en el once con John Guidetti. Con el cambio de entrenador Iago sigue partiendo del mismo costado, pero ahora incluso juega un poco más retrasado y él mismo baja a posiciones de medio campo para intentar participar en la construcción del juego de un equipo que hasta la fecha tiene dependencia goleadora de Maxi Gómez, algo que no le preocupa al entrenador: «Lo importante es hacerlo y crear oportunidades, pero es cierto que los goles los acaba materializando Maxi en un porcentaje altísimo, pero otros jugadores han tenido oportunidades y al final van a caer».

Nueve disparos este curso

Hasta la fecha Iago Aspas fue titular en los cinco partidos disputados permaneciendo en el campo 450 minutos con un índice de acierto del 80,4 %. Durante este tiempo ha disparado a la portería rival en nueve ocasiones, dos de ellas entre los tres palos, otra a la madera y el resto desviado. En las dos últimas contienda estuvo cerca del gol. En Cornellá disfrutó de dos claras ocasiones en el primer tiempo que no llegaron a entrar y ante el Getafe también lo intentó en un par de ocasiones, pero ninguna de ellas consiguió el objetivo.

En un año especial para el de Moaña por jugarse la convocatoria para el Mundial y a las puertas de una nueva lista de Julen Lopetegui, el gol se presenta como una asignatura pendiente para Ipurúa, en donde ya marcó en el 2015, en su última visita, saliendo desde el banquillo para rescatar un punto para el equipo vigués. La temporada pasada no participó en la contienda que decantó el sanxenxino Fran Rico, ahora lesionado.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

El Celta espera el acierto de Aspas