La sensación uruguaya llega a Vigo

míriam v. f. VIGO / LA VOZ

GRADA DE RÍO

ANDRES STAPFF | Reuters

El Defensor confirma que el fichaje del delantero Maxi Gómez por el Celta está cerrado y en su país indican que firma hasta el 2022 y que el club vigués pagará por él 4,5 millones de euros

16 may 2017 . Actualizado a las 12:54 h.

Maxi Gómez es el primer refuerzo del Celta de cara a la próxima temporada. Las posturas estaban muy próximas desde hace días y el pasado fin de semana se resolvieron los últimos detalles para el fichaje del atacante uruguayo por el equipo vigués. Así lo confirma el presidente del club del que procede, el Defensor, Daniel Jablonka, que asegura en declaraciones a La Voz que la transferencia «está definida y ya es un hecho». Los representantes célticos ya habían abandonado ayer Montevideo dando ambas partes la operación por cerrada.

Desde Uruguay, y aunque el máximo responsable del conjunto no lo confirma, se habla de un contrato de larga duración que vincularía al futbolista al Celta hasta el año 2022. La operación estaría cifrada en 4,5 millones de euros, extremo que Jablonka tampoco quiso confirmar ayer, esperando a que sea el propio club de destino de su hasta ahora futbolista el que lo haga. Lo que sí avanzó es que Defensor le pedirá que juegue el próximo día 30 el partido de la Copa Sudamericana que afrontará el conjunto, aunque entienden que es complicado que acceda.

Jablonka habla de Gómez como «un futbolista muy completo», aunque con mucho margen de mejora dada su juventud. De él destaca su buen remate y su buen cabezazo, así como que «para la potencia física que tiene, es al mismo tiempo muy habilidoso». Y añade que no se trata de un delantero que se conforme con buscar el remate, sino que disfruta teniendo el balón y participando en el juego más allá de la faceta anotadora en la que también destaca. «Le gusta estar con la pelota, no es de esos nueves que solo definen. Le gusta bajar, salir del área, incluso tirarse atrás. No tiene problema y suele arrancar desde atrás».