vigo / la voz

Hace menos de un año, La Voz reunía a un grupo de peñistas para celebrar la clasificación europea del Celta. «El celtismo lo merecía», proclamaban. El equipo se aseguraba seis partidos en Europa League. «¡Quién nos iba a decir entonces que íbamos a estar en nuestra primera semifinal! ¡Que nos quiten lo bailao!», exclamaba ayer Tomás Rodríguez, de Preferencia Celeste, en un nuevo encuentro del celtismo, en vísperas de una eliminatoria histórica, la primera semifinal europea, frente al Manchester.

Ha sido un año de sonrisa casi permanente para los celtistas. También de nervios y suspense europeos ya desde la fase de grupos y en cada eliminatoria. Los mismos nervios que afloran estos días. «A medida que se acerca el jueves me cuesta dormir, comer... Me pasa con cada partido importante del Celta y este lo es más que ninguno», señala Sonia Martín, de Terra Celeste. Pero la tensión va acompañada de una ilusión inmensa. «Tengo tal pasión por el equipo que no sé ni explicarlo. Hay que sentirlo. Y para los que lo sentimos esta semifinal es algo increíble». 

;
Las peñas celtistas calientan motores La afición, lista para recibir al Manchester en Balaídos

Una fiesta pase lo que pase

También lo siente Bixu, de la Peña do Baixo Miño. Testigo de muchos partidos relevantes, se retrotrae al pasado reciente pero nada dorado cuando se habla de esta semi. «Xogamos tres finais, puiden vivir dúas e en ningunha chorei. Fíxeno en Segunda, cun Balaídos semibaleiro. Daquela quedou demostrado que se pode animar máis sendo 13.000 que 20.000», recuerda. Por ello piensa que la afición está ante un cruce para disfrutarlo. «Vai ser unha caldeira e unha festa, se non polo resultado, pola afección. E en caso de non poder gañar aquí, seguro que facemos a machada en Old Trafford. É a nosa mellor oportunidade a ver se lle podemos dar nos fuciños a Mourinho».

Va a ser un desplazamiento multitudinario y al celtismo ya casi ha dejado de importarle que la vuelta sea lejos de casa. Primero, porque muchos viajarán dispuestos a hacerse sentir, y segundo, porque el equipo les ha convencido para creer. «Se nos ha dado bien, tanto con resultados adversos aquí como favorables. Es algo que el equipo ya tiene trabajado e interiorizado», opina Berto Carballo, que cree que «si hay un momento para que el Celta se enfrente al United, es este».

Algunos reconocen que al ver que el sorteo deparaba que Mourinho y Berizzo cruzarán sus caminos en semifinales se quedaron «en shock», mientras otros lo agradecieron. «Ir a Old Trafford es un regalo. Pocas veces vamos a vivir algo así y pase lo que pase debemos disfrutarlo y sentirnos orgullosos», señala Ignacio Ferrer, de Chicago 1970. 

Hasta quedarse sin aliento

Mari Carmen Comesaña, de Sempre co Celta, es de la que se preguntan «por qué no». «Para este equipo no hay imposibles. Vamos a darlo todo ellos y nosotros, hasta quedarnos sin aliento», asegura recordando también la eliminación del Real Madrid en Copa o las victorias frente al Barça como ejemplos de lo que ha logrado el Celta del Toto.

Una de las ideas que más repiten los peñistas es que ellos van a poner todo de su parte. Insiste en ello Ramiro Díaz, de Churrascos Celestes. «Creo que podemos influir mucho. Hay que animar de principio a fin en Balaídos y en Manchester más de lo mismo. En casa por lo menos que quede abierto y luego a soñar».

Muchos de ellos estarán en Old Trafford; otros tendrán que vivirlo con pasión pero en la distancia. Todos coinciden en una cosa: moverán cielo y tierra para estar si hay final en Solna.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
9 votos
Comentarios

«Para este Celta no hay imposibles»