El Celta cayó goleado en el Camp Nou ante un gran Barcelona (5-0) que se apoyó en el excepcional partido de Leo Messi. Los azulgranas encarrilaron el triunfo en la primera parte con tantos de Messi y Neymar y ampliaron la renta en el segundo tiempo con un nuevo tanto del argentino, Rakitic y Umtiti. Los celestes se quedan ya a diez puntos de puestos de Euroa LeaGUE

El Celta se encontró desde el primer minuto con una de las mejores versiones del Barça esta temporada. Los de Luis Enrique se lanzaron a la yugular del Celta desde el inicio, con una presión asfixiante, una intensidad muy alta y un ritmo vertiginoso en la circulación.

Los celestes sobrevivieron en el primer tramo de partido merced al orden y la solidez en defensa, que mantenían a raya cada acción ofensiva de los azulgranas. Berizzo apostaba de inicio con Roncaglia en el lateral derecho y Hugo Mallo acompañando a Radoja y Wass en el centro del campo. Sin embargo, ante un Neymar imperial, el zaguero argentino se veía una y otra vez desbordado por la verticalidad del brasileño.

Pero el peligro del Celta era el número diez azulgrana, un Leo Messi que volvió a exhibir su fútbol de seda sobre el tapete del Camp Nou, en la enésima lección de talento e inteligencia del de Rosario. Precisamente Messi, que capitalizaba junto a Neymar las acciones ofensivas del Barça, realizó el primer tiro entre palos con un zurdazo raso que Sergio detenía en dos tiempos, era el minuto 14.

El Barça monopolizaba la posesión y el Celta se afanaba en apagar incendios en forma de ataques azulgranas intentando resistir las acometidas. Por si fueran pocos los problemas, Luis Suárez, hasta entonces desaparecido, entró en escena mediada la primera parte para, tras un gran autopase sobre Radoja, disparar ante Sergio al palo. El rechace, que le cayó a Messi, también lo mandó a la cepa del poste el argentino, en una doble ocasión clamorosa.

Messi rompe el partido

Entre tanto agobio y sufrimiento, Berizzo variaba su plan y colocaba a Hugo Mallo en su posición natural del Celta, ubicando a Roncaglia en el centro del campo. Mediado el primer tiempo el Celta tuvo su ocasión. Un córner mal despejado por una poco contundente zaga azulgrana, lo aprovechó Roncaglia para disparar desde el punto de penalti y mandar el esférico rozando el palo izquierdo de Ter Stegen.

Fue un espejismo, porque apenas dos minutos después Messi hacía saltar por los aires el partido. Recibió en la zona de tres cuartos, se marchó en velocidad de Roncaglia y Sergi Gómez con suma facilidad, condujo hasta la frontal y ahí lanzó su clásico zurdazo seco, colocado para batir a Sergio y poner el 1-0. Bastó una gota del incansable talento del argentino para desbaratar el plan que había trazado Berizzo para desactivar al Barça.

El gol allanó el camino al Barça, que no cedió ni un ápice de su intensidad y ritmo. El Celta cedió más terreno tras el 1-0 y los azulgranas no perdonaron para aumentar su ventaja antes del descanso. Lo había intentado Rafinha con un disparo manso que atrapó Sergio, pero fue finalmente Neymar el que haría el 2-0. Una fenomenal asistencia de Messi la convirtió en gol el brasileño con una magistral vaselina sobre Sergio.

Quedaba la esperanza para el Celta de que el descanso ofreciese un cierto cambio de tendencia en el rumbo del partido; no lo permitió el Barça, que siguió al ritmo que marcaba Messi y siguió acumulando ocasiones sobre la meta de Sergio.

Sergi Roberto tuvo la primera para el Barça con un eslalom desde campo propio que Sergio desviaba a córner en el mano a mano. Quien no perdonó fue Rakitic, que finalizó una jugada colectiva del Barça con un zurdazo ante Sergio que no debió subir al marcador por posición antirreglamentaria del croata. El gol fue un mazazo definitivo para el Celta, que bajó los brazos.

Tercero y rendición

Apenas tres minutos después, Messi continuaría con su recital con una nueva asistencia, esta vez para Umtiti para que el central pusiese a placer el 4-0 tras un centro desde la izquierda. Pese a la goleada, el Celta lo intentaba en ataque con un voluntarioso Iago Aspas, que pudo hacer el gol del honor cuando tenía todo de cara para fusilar a Ter Stegen, pero un resbalón inoportuno evitó el tanto. En la jugada siguiente, Leo Messi daba una nueva estocada en forma de gol con un disparo con la zurda que cogia a contrapié a Sergio y ponía el 5-0 en el electrónico.

De ahí al final el Celta intentó que los minutos pasaran y que la herida no sangrara más. Aún en ese contexto un Iago Aspas inquebrantable en su fe lo siguió intentando hasta el final. El moañés, que está firmando la mejor temporada de su carrera, volvió a ser ejemplar en un contexto complicado de asumir con el partido ya finalizado. Perdonó Wass el gol del honor en un mano a mano con Ter Stegen y el partido moría con uno de los partidos más completos de la temporada para el Barça.

El Celta compitió con calidad hasta que brotó el fútbol de Messi. Los celestes miran ya de frente a la eliminatoria frente al Kuban Krasnodar. Vigo y el celtismo se preparan ya para volver a vibrar con la ilusión europeo que empuja al equipo esta temporada.

Ficha técnica:

FC BARCELONA: Ter Stegen; Sergi Roberto (Iniesta, min.67), Piqué, Umtiti, Alba; Rakitic, Busquets (Mascherano, min.61), Rafinha; Messi, Neymar (Denis Suárez, min.70) y Luis Suárez.

RC CELTA DE VIGO: Sergio; Mallo, Cabral, Roncaglia, S.Gomez, Jony: Radoja, Wass (Marcelo, min.68), Bongonda (Sisto, min.51), Aspas y Guidetti (Jozabed, min.62).

--GOLES: 1 - 0, min.24, Messi. 2 - 0, min.40, Neymar. 3 - 0, min.57, Rakitic. 4 - 0, min.61, Umtiti. 5 - 0, min.64, Messi.

--ÁRBITRO: Gil Manzano (C. Extremeño). Amonestó a Busquets (min.20) por parte del FC Barcelona. Y a Cabral (min.36), Radoja (min.38) y Sergi Gómez (min.49) en el Celta.

--ESTADIO: Camp Nou.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

Messi reina sobre la voluntad del Celta