Amalgama de afrentas y fallos

Las seis derrotas del Celta están marcadas por errores puntuales o por una decisión arbitral trascendental para el juego, además de la miopía defensiva


Vigo / La Voz

La falta de acierto ha sido el verdadero factor que ha llevado al Celta a encadenar seis derrotas consecutivas sin marcar un solo gol. Pero a la miopía galopante se le añaden fallos en jugadas puntuales que penalizan de un modo descomunal y las decisiones arbitrales de cuatro de los últimos seis partidos.

Vallecas

Un saque de banda mal defendido

La sangría comenzó pagando el peaje de un saque de banda mal defendido. Los vallecanos montaron una jugada en el pico del área izquierda a partir de un balón sacado con la mano que acabó con un remate de Bueno sin oposición. Luego dos palos y la falta de acierto se encargaron de completar la primera derrota de la serie actual.

Éibar

Faltó una falta táctica para cortar la contra

No hacer una falta táctica en el tres cuartos de campo le permitió a Manu del Moral para recibir el balón libre de marca dentro del área y marcar a placer. Fue una de las contadas llegadas de los armeros, mientras que los 47 centros del Celta no sirvieron para nada. En la jugada del gol eibarrés, no salió ningún central a cubrir ni ninguno de los mediocentros frenó el ataque.

Bernabéu

El piscinazo de Cristiano Ronaldo

El único partido que perdió el Celta por más de un gol durante la sequía. El Real Madrid acabó metiendo tres goles, pero Undiano Mallenco le abrió el camino a los blancos premiando como penalti un piscinazo de Cristiano Ronaldo. Jonny apenas llega a rozarle y el portugués se tiró nada más entrar en el área. Él mismo tiró y acabó marcando el 1-0. Luego firmaría dos más y se llevaría la gloria de un hat-trick.

Málaga

Dos goles legales anulados a Charles

El sibilino arbitraje de Del Cerro Grande fue determinante para la derrota céltica. Con empate sin goles en el marcador anuló un gol legal a Charles por presunta mano (inexistente) de Santi Mina en la asistencia. En el segundo tiempo, y con 1-0 a favor de los malagueños, señaló fuera de juego (inexistente) en una contra del Celta que acabó en gol. A mayores, le perdonó la segunda amarilla a Rosales por simular un penalti en el primer tiempo. El Celta es uno de los cuatro equipos de Primera que aun no ha jugado un solo partido en surepioridad numérica. A cambio, una mala cobertura de Augusto, que jugaba en el centro del campo, sobre Samu García acabó en gol de cabeza del canterano.

Almería

El error de Fontás y el acta de Gil Manzano

Fontás falló en el despeje de una contra del Almería tras saque de esquina del Celta. Con el 0-1 los vigueses tuvieron ocasiones para regalar, pero no marcaron ni de penalti (falló uno Nolito) y para completar el fatídico día Gil Manzano culpó a Larrivey de llamarle «ladrón» cuando había sido Augusto, que se inculpó, el infractor. Como consecuencia, los célticos no cuentan con su máximo realizador durante cuatro partidos.

Sevilla

La rigurosa roja a Planas lo marca todo

Velasco Carballo cortó el recital de juego del Celta con una expulsión más que rigurosa de Planas a los 20 minutos de juego, en el medio del campo, sin ser el último defensor y sin derribar a Denis por detrás. El Celta tuvo que jugar con diez durante 70 minutos y aún así acabó arrinconando al Sevilla en su área, pero Nico Pareja sacó petróleo en una falta directa del único fallo de Sergio en todo el curso y los vigueses estrellaron sus ansias en el larguero con un disparo de Mina.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos

Amalgama de afrentas y fallos