Krohn-Dehli, el Laudrup del Celta

Su asistencia recopila elogios, también en su país, y recuerda a las de su compatriota


vigo / la voz

Krohn-Dehli comandó la acción que desembocó en gol. Llegó a las inmediaciones del área del Elche y cedió el balón a Orellana, que se lo retrasó de nuevo.

El internacional danés, al que la defensa del Elche no quitaba ojo, percibió el desmarque de Nolito y adivinó hacia dónde entraría el gaditano.

Con el exterior de su pie derecho, y con una enorme dosis de precisión, Krohn-Dehli puso el balón por encima de la defensa, al punto por el que Nolito entraba.

Nolito vio el balón, dejó que botase para tomar posición y remató con la zurda al portero del Elche ante la pasividad de la defensa alicantina.

La magia habita en los pies de Michael Krohn-Dehli. El danés está barnizado de una calidad futbolística que deja destellos en todos sus partidos, y que, de vez en cuando, va más allá para dejar boquiabierta a la afición con centros magistrales o asistencias para el recuerdo. Como la del pasado viernes a Nolito.

El danés, que desde que llegó a Vigo ha dejado claro que tiene una visión privilegiada para leer el fútbol, fue el encargado de conducir el balón en una de las últimas jugadas del partido. Avanzó metros hasta las inmediaciones del área grande para soltar el esférico a su compañero Orellana -con el que llegó a conectar en 14 ocasiones-. El chileno no vio claro su movimiento y retrasó de nuevo el esférico para el danés, que decidió avanzar un par de metros hacia la izquierda ante la llegada de un defensa rival. Entonces, como si de repente encajase las piezas de un rompecabezas, vio clara la jugada. Percibió el desmarque de Nolito y cuál sería el movimiento del gaditano, y con el exterior de su pie derecho picó el balón por encima de los defensas entre los que se coló su compañero. Una asistencia perfecta y brillante que Nolito remató con su pierna izquierda para batir a Manu Herrera y dar los tres puntos al Celta.

La pareja Krohn-Dehli-Nolito acababa de sacarse de la manga uno de los goles más notables de la jornada, con el gaditano destacando en la resolución y el danés en una asistencia aplaudida también en su país.

El legado de Laudrup

La asistencia de Michael Krohn-Dehli a Nolito no pasó despercibida en España, ni tampoco en su país. La prensa danesa se hizo eco del pase del futbolista, sacando rápidamente a la palestra los precedentes de la jugada. Para muchos, el balón puesto por el jugador del Celta tenía la misma factura que el que Michael Laudrup puso para Ebbe Sands en un partido de la selección danesa contra Nigeria en el 4-1 en la Copa Mundial en 1998. E incluso algunos llevaban más atrás los parecidos, recordando la asistencia que Laudrup había dejado para Romario en un partido del Barcelona frente al Osasuna en 1993. La misma visión futbolística, la misma calidad en el pase, y el mismo resultado, el gol.

El propio Laudrup se ha fijado en la calidad de su compatriota y en Dinamarca se especuló hace tiempo con que podría intentar llevarse al jugador del Celta. Un centrocampista que en Vigo se ha reinventado una y otra vez, amoldándose a las peticiones de su entrenador, y que con la camiseta celeste está viviendo su mejor momento. Solo le queda demostrar con un gol por qué se llevó el galardón de mejor tanto danés en 2010. Asistencias, ya ha dejado claro que sabe darlas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
14 votos

Krohn-Dehli, el Laudrup del Celta