Radoja ya tiene el mando celeste

El serbio dejó buenas sensaciones en su primer partido como titular en el centro del campo del Celta


vigo / la voz

Nemanja Radoja ya está al frente del centro del campo del Celta. Aunque Eduardo Berizzo se había mostrado partidario de dar al mediocentro serbio un tiempo prudencial para que se aclimatase a su nuevo equipo y asimilase el estilo de juego por el que apuestan los célticos, en la segunda jornada ya le confió el puesto de pivote en el once inicial. Quizás un debut a marchas forzadas, pero del que no salió mal parado a pesar de que lleva poco más de dos semanas trabajando con sus compañeros.

En el primer partido de Liga el canterano Borja Fernández fue el elegido por el Toto, y a pesar de que hizo un partido correcto, en la primera parte se le vio, como él mismo reconoció, algo perdido. Berizzo prefirió en Córdoba jugársela con el serbio ya de salida, y aunque en la segunda mitad también acusó el sofocante calor andaluz, Radoja ya dejó ver que tiene madera y que puede ser un futbolista de futuro para el Celta.

Aunque el jugador ya había disputado ante el Getafe sus primeros minutos oficiales con el Celta -había entrado en la segunda mitad para sustituir a Borja Fernández-, el arranque en Córdoba le costó un poco. Perdió su primer balón y la defensa celeste tuvo que apurar el paso para cortar el avance rival. Sin embargo, ese error no le pesó, fue tomando el mando poco a poco, desprendiéndose de los nervios y reflexionando un poco más sus intervenciones.

El serbio se mostró intenso a la hora de cortar el avance de los futbolistas cordobeses, respaldando el trabajo de los centrales y apuntalando el medio campo celeste cuando los laterales avanzaban metros. Eso sí, quizás la premura con la que ha tenido que asumir la titularidad le pasó cierta factura en cuanto a no tener tan asimilados los movimientos como el resto del equipo.

Destellos de calidad

Si algo dejó claro Radoja en su debut en el once céltico fue que no se quedará corto a la hora de aportar trabajo e intensidad. El futbolista se mostró muy participativo en todo momento, aunque en la segunda mitad sufrió más a causa del bajón general del equipo. Exhibió además un fútbol intenso que se tradujo en tres faltas y sobre todo en una tarjeta amarilla con la que tuvo que convivir desde el minuto 49 y que le obligó a comedirse en sus intervenciones.

Aunque Nemanja Radoja destaca en el plano defensivo, su actuación con el balón en los pies no desentonó del resto del equipo. El futbolista acertó en el 87 % de los pases, aunque sus diagonales buscando a los extremos, sobre todo a Orellana, le costaban más. Incluso se permitió el lujo de dejar destellos de calidad y se animó a regatear a López Silva en plena efervescencia céltica. Se impuso en el 57 % de los balones aéreos que disputó, e incluso más allá de los números, las sensaciones que transmitió fueron positivas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
13 votos

Radoja ya tiene el mando celeste