Decálogo para los nuevos tiempos

Berizzo destaca por la valentía en las decisiones y por contar un plan muy definido

Berizzo cumplió con su particular tradición desde que es entrenador y ganó con solvencia el primer partido de Liga.
Berizzo cumplió con su particular tradición desde que es entrenador y ganó con solvencia el primer partido de Liga.

vigo / la voz

Eduardo Berizzo ha dejado su sello en el Celta desde el primer día. En siete semanas ha demostrado valentía, ideas claras, no tener vacas sagradas y vista para heredar todo lo bueno del pasado. La primera jornada no debe ser un baremo definitivo, pero es un indicativo de su ideario.

Valentía en el oficio de entrenador

Eduardo Berizzo ha sido un entrenador valiente desde el primer día. En conceptos y en nombres. Apostó por una pretemporada larga y de lo más exigente en el plano físico, le dio al equipo personalidad desde el minuto uno y en ningún momento le ha temblado el pulso en la toma de decisiones. Su plan no tiene dobleces, sino argumentos.

Sin vacas sagradas ni jerarquías

Los dos mensajes de la primera jornada no dejan lugar a dudas. La teoría de que todos parten de cero se cumple. Santi Mina vivió su primer partido del Celta en la grada por decisión técnica desde que Luis Enrique le reclutó para el primer equipo, y el entrenador no tuvo en cuenta los galones de Hugo Mallo a la hora de decidir quién sería el lateral derecho. Después de la primera decisión quizás el delantero pueda reconsiderar la opción de alternar con el filial más allá de la letra de su contrato firmado bajo la supervisión del mediático Jorge Mendes. El capitán Mallo será fundamental cuando tenga el punto de forma habitual. Pero todo tiene su tiempo.

Bielsismo llevado al máximo extremo

El Toto tiene su plan, pero su génesis parte de los conceptos más extremos de Marcelo Bielsa. El Celta del domingo recordaba al Athletic más presionante o al Chile de Sudáfrica. También al de Brasil contra España, porque Sampaoli parece beber de la misma fuente. Frente al Getafe el Toto mandó a cinco jugadores a presionar la salida del rival, dejando a otros tantos en la función de retaguardia. La apuesta no significó un socavón defensivo, ya que los azulones solo fueron capaces de disparar tres veces a portería.

Dar continuidad a lo que funciona

Por norma, cada entrenador edifica su proyecto desde el punto de partida, sin tener en cuenta la herencia del pasado, sin embargo Berizzo no ha tocado ni un ápice lo bueno del legado de Luis Enrique. Si el equipo quería el balón y ser protagonista, él todavía lo ha acentuado más. En su estreno demostró que el juego combinativo y el fútbol al primer toque no eran patrimonio del asturiano, sino del club.

Plantilla corta pero con fondo de armario

En estos momentos la plantilla del Celta está compuesta por 21 elementos más Borja Fernández. Será uno de los planteles más cortos de la máxima categoría pero con más fondo de armario del que parece, porque Berizzo cuenta con dos jugadores de garantía por puesto a excepción del lateral y la situación especial del pivote defensivo por la baja por lesión de Borja Oubiña. En el estreno faltaban jugadores de primer nivel en el once como Hugo Mallo, Augusto, Charles y Pablo Hernández.

Sin precipitarse en los tiempos

En condiciones normales cualquier entrenador apostaría por uno de los fichajes para un puesto tan específico como el pivote defensivo, pero Berizzo dejó claro que no se trataba de precipitarse y apostó por un chaval de 19 años. Borja Fernández cumplió acertando en el 92 % de los 45 pases que dio durante el encuentro.

Una idea de juego sin dobleces

El plan del Celta no engaña a nadie. Primero el balón, luego la presión y si algo falla balones al espacio para Larrivey. El equipo no se pierde en batallas estériles en el centro del campo, cambiando la horizontalidad por un juego más profundo y dinámico. Los tres toques del tercer gol son el mejor reflejo. Aún así, tuvieron un 59 % de posesión.

Armas letales en la finalización

El fútbol se sustenta en la pegada y Berizzo lo sabe. Por eso ha reunido un ataque de nivel para el equipo con cuatro hombres con gol en la línea de vanguardia, pero con gente que puede marcar llegando desde atrás. Que un equipo del furgón de permanencia realice 20 disparos (9 entre los tres palos) en un partido no pasa inadvertido, y menos que los tres delanteros hagan gol.

El papel preponderante de las bandas

Los dos laterales y los dos delanteros de banda se han convertido en las piezas claves del puzle de Berizzo. Para defender y para atacar. En el primer aspecto, los cuatro vieron cartulina amarilla, lo que demuestra el nivel de intensidad. Los dos de arriba marcaron y se hartaron de crear ocasiones. Orellana y Nolito fueron dos de los tres futbolistas mejor valorados por estadística. El primero entró en 61 ocasiones en contacto con el balón y el segundo en 53.

El momento que vive el club

Las inercias son importantes, y el Celta lleva cuatro años en constante crecimiento deportivo y económico. El curso del ascenso marcó el punto de partida de una ascensión que por el momento no se ha detenido. Berizzo dijo el primer día que había dejado un equipo para encontrarse con un club, y desde entonces explota con sus ideas el viento a favor que empuja al Celta. Solo le falta corroborarlo con un buen año. De momento esto no ha hecho más que empezar.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
9 votos

Decálogo para los nuevos tiempos