Aprobado raspado con deberes

El Celta mejora en un punto sus números del curso pasado, pero necesita encadenar triunfos

Rafinha Alcántara es uno de los jugadores del Celta que han ido creciendo con la competición.
Rafinha Alcántara es uno de los jugadores del Celta que han ido creciendo con la competición.

vigo / la voz

El Celta de Luis Enrique finaliza la primera vuelta con un aprobado raspado. Con 19 puntos, tres sobre el descenso, y con uno más que el curso pasado de la mano de Paco Herrera. Pero también lo hace con muchos deberes pendientes de cara a la segunda parte. El primero, encadenar dos triunfos consecutivos, algo de lo que no ha sido capaz hasta el momento.

La suma

Pese a la percepción, uno más en casa

La percepción general es que el Celta ha sido mejor equipo a domicilio hasta la fecha, y de hecho los resultados de Balaídos han sido la principal rémora. Sin embargo, en cuanto a puntos, los vigueses han terminado el primer ciclo liguero rendidos a la lógica al sumar diez puntos como locales y uno menos como visitantes. Eso sí, fuera llevan una victoria más, aunque a domicilio ya no ganan desde principios de noviembre en Sevilla.

Evolución

Altibajos desde el principio

Aunque Luis Enrique anunció en su día que sus equipos no tenían buenos inicios y que iban a más con el discurrir del campeonato, en el caso del Celta no se ha cumplido con exactitud. Porque los vigueses comenzaron con cinco puntos en tres partidos y paseando un fútbol prometedor, pero a raíz del primer parón comenzaron a perder el norte. Primero de resultados y más tarde de juego, que fueron enmendando con la goleada de Málaga y con el triunfo de Sevilla. La del sábado ante el Valencia fue la primera victoria en mes y medio.

Balance

Problemas con el gol y solo tres partidos sin encajar

Aunque la última victoria ha suavizado la estadística, el Celta tiene un serio problema con el gol que le ha impedido sumar más. En 19 partidos ha anotado 31 goles (pero en siete se quedó en blanco) y solo en tres mantuvo su puerta a cero. En Balaídos, tan solo ante el Villarreal.

Jugadores

Se imponen las rotaciones

Solo en dos ocasiones de 19 posibles ha repetido equipo el técnico asturiano. Los movimientos han sido una constante a lo largo de la primera vuelta, especialmente en el terreno defensivo, en donde Luis Enrique ya ha realizado nueve combinaciones diferentes.

Esquema

Un 4-3-3 inalterable

La defensa de cinco ensayada en el verano sigue en el fondo del armario. Ni una sola vez ha salido a la luz salvo en algún epílogo de partido. En los mejores y en los peores pasajes de la media temporada consumida Luis Enrique se ha decantado siempre por el mismo dibujo.

Puesta en escena

Un ajuste con Oubiña

El único movimiento palmario de los vigueses con respecto al inicio de Liga ha sido el movimiento de Oubiña, que por momentos ha dejado de meterse entre los centrales para mover el balón un puñado de metros más arriba. Luis Enrique también ha jugado con la posición de Rafinha, que ahora parece haber encontrado el acomodo definitivo como atacante derecho.

Los fichajes

Aurtenetxe, el más gris

Tres de los cinco fichajes son fijos en el once: Fontás, Charles y ahora Rafinha. Un cuarto, Nolito, ha ido perdiendo protagonismo en las últimas fechas, y Aurtenetxe, el quinto, no ha aprovechado sus oportunidades ni como central ni como lateral. Su peso ha menguado en el equipo.

La cantera

Santi Mina y David Costas se unen al elenco de A Madroa

Luis Enrique ha hecho debutar a David Costas en Primera y ha asentado en el primer equipo a Santi Mina, los dos de 18 años. La media de canteranos por partido en el once inicial es de cinco.

Los deberes

Encadenar dos triunfos como primera tarea

Ganar la zona tranquila de la tabla necesita de un estirón en cuanto a resultados y el propio Luis Enrique se ha marcado como tarea «encadenar dos o tres triunfos consecutivos».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos

Aprobado raspado con deberes