El Celta encara el mayor desafío

x. r. castro VIGO / LA VOZ

GRADA DE RÍO

Álex López, Hugo Mallo y Rafinha pueden ocupar plaza en el once inicial de esta noche.
Álex López, Hugo Mallo y Rafinha pueden ocupar plaza en el once inicial de esta noche. M. MORALEJO

Tras el 0-5, los vigueses reciben al Barça con el sueño de convertirse en su primer verdugo

29 oct 2013 . Actualizado a las 11:45 h.

Sin tiempo a saborear un triunfo para la historia, el Celta encara esta noche un reto mayúsculo. Luchar por la primera victoria de la temporada en Balaídos y hacerlo ante el líder invicto Barcelona. Aunque nunca es un buen momento para jugar con el mejor equipo del mundo, este martes en medio de la nada para los azulgranas supone un rayo de esperanza para el cuadro vigués. Vienen de ganar el clásico, superaron la travesía de Champions y el derbi catalán está a tres días vista.

El envite está cargado de simbolismos. El primero, el reencuentro de Luis Enrique con su ADN balompédico. Será la primera vez que el técnico del Celta, que sonó con fuerza para sustituir al excéltico Tito Vilanova, se enfrentará a su exequipo. Lo mismo le sucede a Rafinha Alcántara. No a Nolito y a Fontás, que ya han vivido esta experiencia con Benfica y Mallorca.

En teoría será un partido de estilos similares, aunque el Celta es consciente que esta vez sus posibilidades de discutirle el balón al contrario son pocas. Por eso la contención del sistema defensivo (que por segunda vez dejó su portería a cero) y la efectividad a la hora de desplegar la contra se presentan como las grandes esperanzas celestes para firmar una sorpresa que casi nadie contempla.

Esta probable vuelta de tuerca, unida a la proximidad del partido anterior, pudiera provocar algún movimiento inesperado en el once inicial que presente el conjunto local. A priori, y después del rendimiento ofrecido en La Rosaleda, lo normal sería repetir con los mismos protagonistas -lo reconoció hasta Lucho- pero todo indica que Rafinha encontrará un hueco para jugar ante el equipo que le tiene cedido en Vigo (y que no ha aplicado la cláusula del miedo) después de cumplir el partido de sanción. Santi Mina, el más discreto en Málaga, pudiera ser el sacrificado.

En el Barcelona, Gerardo Tata Martino anunció rotaciones después de su entrenamiento del lunes. Con Piqué fuera de la convocatoria, Puyol y Bartra tienen todos los boletos para encargarse del centro de la zaga como hicieron en El Sadar. En la medular la gran duda es saber si Song le dará un respiro a Busquets como pivote defensivo. También quién del triángulo Xavi-Iniesta-Cesc se queda fuera.

El momento de Neymar

Arriba, lo lógico sería darle descanso a Neymar, pero su increíble estado de forma, tanto físico como de juego, pone en duda que vaya a dejar su sitio en el costado izquierdo. Tello, que podría ser su sustituto, fue uno de los grandes protagonistas en el empate de la temporada pasada. Una igualada que protagonizó Oubiña con su testarazo a falta de dos minutos. La posición del capitán será una de las cuestiones capitales para el partido de hoy. Si el vigués juega liberado del corsé táctico podrá centrarse en darle salida de balón a un equipo que no renuncia a sus posibilidades de éxito. Tanto, que Lucho no firma el empate.