El Celta precisa rentabilidad

Los vigueses reciben al Villarreal en busca del primer triunfo en Balaídos


vigo / la voz

El Celta regresa a Balaídos con la idea de repetir juego pero rentabilizándolo en puntos. Los vigueses fueron superiores a Espanyol y Granada, pero no pasaron del empate pese a adelantarse en el marcador. El Villarreal, uno de los grandes pese a ser un recién ascendido, exigirá un plus adicional, pero a cambio los vigueses quieren cerrar su primer triunfo en casa al tercer intento.

El partido está marcado por una duda mayúscula. Luis Enrique cuenta con todo su arsenal a excepción de Jonathan Vila, pero semejante concentración de efectivos puede provocar una situación inédita para el celtismo. Por primera vez se cuestiona si Borja Oubiña continuará en el trivote o tendrá que dejar su sitio a Fontás, que ante el Granada y como mediocentro firmó su mejor partido como celeste. Todo, porque Aurtenetxe regresa para cortar la sangría defensiva. El vasco fue la gran ausencia en el nuevo San Mamés al reflejar el Athletic en el contrato la cláusula del miedo. Todo apunta que el de Amorebieta jugará como central.

El vasco regresa para un partido en donde el sistema defensivo y los ajustes realizados a lo largo de la semana tendrán una prueba de fuego. Calidad, verticalidad y pegada forman el ADN ofensivo de un Villarreal que llega embalado y en zona Champions a Vigo. A priori, formará tándem con un David Costas que aparece asentado por completo en el primer equipo.

Oubiña pudiera ser el damnificado. El capitán no vive su mejor momento en su readaptación a un rol novedoso para un mediocentro, ya que una y otra vez tiene que incrustarse entre los centrales, ya sea para cerrar o para darle salida al equipo. Luis Enrique ya demostró en la Roma que no le temblará el pulso si al final tiene que hacer un cambio de relieve. Por duro que pueda resultar teniendo en cuenta la devoción que el celtismo profesa a Borja.

En teoría sería el único cambio, ya que pese a la derrota en Bilbao, Lucho parece decantarse por darle continuidad a su bloque. No parece que Krohn-Delhi vaya a tener su oportunidad de cara pese a estar recuperado.

Porque la propuesta céltica está funcionando en lo futbolístico, parece necesita ser más sólida en las dos áreas. Definiendo en el ataque y cortando la sangría atrás. Los vigueses apenas conceden ocasiones, pero han encajado en los cuatro partidos y salvo en Sevilla con el Betis, no han sido capaces de guardar un marcador favorable. Con cinco puntos, y tras la derrota de Bilbao, llega el momento para comenzar a posicionarse. Un triunfo ante un rival de enjundia, que llega al completo, alimentaría el crecimiento celeste pero un segundo revés consecutivo cambiaría la situación. En la clasificación, todavía residual, y en el estado de ánimo de un equipo que siguen enganchado a la bandera de la ilusión.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos

El Celta precisa rentabilidad