Cuando la machada es obligatoria

El Celta puede aprovechar la cita adelantada para salir del descenso si sorprende al Atlético

Krohn-Dehli bromeando con Augusto, que puede ser uno de los hombres del partido.
Krohn-Dehli bromeando con Augusto, que puede ser uno de los hombres del partido.

Vigo / La Voz

No será definitivo, pero sí decisivo. El Celta afronta esta tarde el partido del riesgo. Se gasta una bala con semana y media de antelación y sin munición de reserva. Aprovecharla significaría salir del descenso y meter presión a todos los rivales, pero caer ante el Atlético sería quedar herido de muerte. Pendiente de un milagro en las tres jornadas restantes. Por eso hoy, más que nunca, a los célticos les urge una machada.

Los madrileños llegan con los deberes hechos (necesitan un punto de 12 para ser terceros matemáticamente) pero parecen dispuestos a utilizar toda su artillería. Simeone recupera a Diego Costa y Koke y los dos se unirán a un once de campanillas en donde únicamente faltará Arda Turan, que entró en la lista de convocados pero que sigue tocado. Da la impresión que el argentino no se reservará nada para recibir el domingo al Barcelona.

Ante semejante elenco el Celta tendrá que recurrir al otro fútbol pero sin olvidar su ideario. Necesita más intensidad, lucha y concentración que su rival, los únicos factores en donde pueden superar al cuadro rojiblanco. Aspectos que han ido emergiendo en el último mes a medida que el equipo consolidaba una idea de juego. Porque desde el partido de Mallorca el Celta es un grupo acompasado en lo defensivo, solidario en el campo y que ha recuperado la posesión como argumento principal. Le falta ser más efectivo para escapar el precipicio.

Dos cambios

En este viaje de regreso a los orígenes, Abel ha dado con la tecla del once. Hoy recupera a Roberto Lago y Natxo Insa, lo que significa que dispone de sus mejores galas. Los dos vuelven tras la sanción. El primero afrontará su primera reválida en Balaídos después de que Ángel Torres anunciase su marcha al Getafe. Al segundo le ha salido una dura competencia en la figura de Levy Madinda pero su perfil de abanderado de la presión y el punto de veteranía que le acompaña juegan a su favor. Todos los demás actores serán los mismos que han venido interviniendo desde que comenzó la remontada.

Porque el Celta llega a la cita ante el tercer mejor equipo de la Liga en un momento dulce. Con tres jornadas sin perder, con siete puntos consecutivos y con una sensación de confianza impensable hace pocas fechas, aunque esta transformación no ha sido suficiente para abandonar la zona de descenso, algo que hará hoy en caso de victoria. Adelantando además a tres equipos. Eso sí, con un partido más.

Para conseguir la complicada empresa, Abel apela a la concentración y a que su equipo no se descosa en ningún momento. Falcao, Diego Costa y Adrián López meten miedo a simple vista y la mejor manera de neutralizares es hacerlo jugar lejos de su hábitat natural.

Arriba, Aspas y compañía necesitan un día inspirado ante uno de los planteles más sólidos del campeonato, y que fuera de casa ya acumula seis salidas sin perder (tres empates y otras tantas victorias).

Y aunque la LFP ningunee al Celta con un horario nada adecuado para un día laborable, el celtismo hará una nueva demostración de compromiso para arropar al equipo desde su llegada al estadio, con otra quedada prevista. El primer paso para sacar adelante un partido que marcará el futuro del equipo en Primera.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos

Cuando la machada es obligatoria