Cazando colillas y limpiando Ourense: 15 años de la ley antitabaco

La Voz REDACCIÓN

GALICIA

MIGUEL VILLAR

Este reportaje se publicó en la web de Prensa-Escuela el 11 de marzo del 2020

22 jun 2021 . Actualizado a las 13:19 h.

Corría el año 2005 cuando el ejecutivo del PSOE, con José Luis Rodríguez Zapatero y siendo ministra de Sanidad y Consumo la ourensana Elena Salgado Méndez, aprobó la Ley Antitabaco, que entró en vigor el 1 de enero del 2006. La ley -que en realidad se denomina Ley de medidas sanitarias frente al tabaquismo y reguladora de la venta, el suministro, el consumo y la publicidad de los productos del tabaco- contenía como medida estrella la prohibición de fumar en lugares en los que hasta esa fecha estaba permitido, como los lugares de trabajo (tanto públicos como privados) o los centros culturales. Distinguía entre zonas en las que estaba «totalmente prohibido fumar» y espacios en los que se podía si se habilitaba una sala especial. Eran las comunidades autónomas las que se encargaban de velar por su cumplimiento.

La nueva normativa no fue del todo bien recibida ni bien interpretada ni bien ejecutada. Debido a ello, Leire Pajín, siendo ministra de Sanidad, Política Social e Igualdad con José Luis Rodríguez Zapatero, puso en marcha la Ley 42/2010, por la que se modificaba la norma anterior. Conocida primero como nueva ley antitabaco -después ya desapareció el «nueva»- entró en vigor en enero del 2011 y está vigente desde entonces. La nueva ley extiende la prohibición de fumar a cualquier tipo de espacio de uso colectivo, local abierto al público que no esté al aire libre, con una única excepción, otorgada a centros de internamiento penitenciario y psiquiátrico y en zonas y habitaciones delimitadas en centros residenciales de mayores. Contiene cambios dirigidos a la lucha contra el tabaco, de ayuda a los fumadores para que lo dejen -deshabituación tabáquica- y a la protección de los ciudadanos -particularmente de los menores- y los no fumadores. Se prohibió fumar en espacios al aire libre de centros educativos (excepto universitarios), recintos sanitarios y parques infantiles. Se delimitó la definición de espacio al aire libre, acabando con la ambigüedad.

El actual ministro de Sanidad, Salvador Illa, tiene claro que la ley del tabaco debe ser más restrictiva y su departamento trabaja ya en varias medidas, entre las que se encuentra la revisión de la fiscalidad del tabaco y de su precio, y no se descarta ampliar las prohibiciones a parques y playas -en algunos municipios ya se regula- o incluso en los coches particulares, limitación que impulsó el País Vasco.