Daniel Martinazzo: «Pusimos al Liceo en el mapa»

Sara Pérez LA VOZ

GALICIA

El histórico jugador del Liceo vivió sobre patines durante 30 años, y diez los rodó en A Coruña. Al retirarse, Martinazzo volvió a su Argentina natal y apostó por la dirección deportiva y por el mundo de la empresa

17 jun 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Parece que Daniel Martinazzo (San Juan, Argentina, 1958) nació en el lugar adecuado. A mil kilómetros al oeste de la ciudad de Buenos Aires, en San Juan, la capital del hockey sobre patines de Argentina. Hijo del famoso Club de Barrio, donde se crio, Martinazzo se subió por primera vez a unos patines a los cinco años. Y sin saber muy bien cómo, terminó cumpliendo un sueño, que dio por finalizado a los 35. «Me retiré tranquilo, satisfecho, sabiendo que había llegado a lo más alto de mis expectativas: vivir de esto, vivir por y para el hockey. Fue la etapa más plena de mi vida», recuerda.

De las montañas de los Andes emprendió viaje hasta el mar de A Coruña. Después de haber sido llamado a los 11 años a las selecciones júnior, a los 15 al primer equipo de San Juan, a los 17 a la selección argentina y de haber sido subcampeón del mundo en Oviedo a los 18 años, Martinazzo aterrizó en el Liceo en la temporada 81-82. De esos años recuerda la grandeza del equipo y la buena sintonía que había entre jugadores, técnicos y dirigentes: «Ganábamos todo lo que se podía ganar. A todos nos encantaba entrenar y a la dirección le apasionaba su trabajo. Son momentos excepcionales que se dan en la vida». Todos iban a una.

Por aquel entonces, explica Martinazzo, A Coruña todavía no contaba con un historial deportivo exitoso a nivel nacional. «Se juntó esa forma que teníamos de hacer las cosas con el orgullo de la ciudad por tener un equipo que la representaba a un nivel de primera línea en toda España. Después en toda Europa. Y más tarde en todo el mundo», comenta, y añade convencido: «Pusimos al Liceo en el mapa».