Antonio Garamendi: «Lo importante es no hacer empresas zombis por orden administrativa»

El presidente de la CEOE dice que los mensajes contra el rey son peligrosísimos, de confrontación

Antonio Garamendi, este jueves en A Toxa
Antonio Garamendi, este jueves en A Toxa

Redacción / La Voz

Antonio Garamendi, presidente de la patronal CEOE, acaba de firmar junto a sindicatos y Gobierno el pacto de los ERTE. El acuerdo llegó en el último minuto.

-¿Llevar al límite las negociaciones es de Gobiernos serios?

-Las negociaciones son así. Nuestros planteamientos son, honestamente, con sentido de Estado. Los ERTE son una protección para los trabajadores, y di la orden de que nosotros apoyáramos a los sindicatos en todo lo que tuviera que ver con esta cuestión. Nos parecía importante la protección al trabajador y a la vez la hibernación de la empresa. Pero cuando comprobamos que no todos los sectores estaban expresamente recogidos, como era el caso de la hostelería o el ocio nocturno (son 15.000 locales y 90.000 trabajadores), el comercio, nos encontramos con un problema serio. En el retraso hubo otro tema: pedí los datos de las exoneraciones y aún no los tengo. Cuando me siento me gusta saber cuál es la factura. Se ha hablado de que el coste de los ERTE mensual ascendía a 5.000 millones, pues decir que, de acuerdo con los datos facilitados por la ministra de Empleo sobre agosto y septiembre, se eleva a 850 millones, y si sumamos las exoneraciones de la Seguridad Social, podemos estar hablando de 1.250 millones, pero no de 5.000. Me hubiera gustado más transparencia.

-Hay ERTE hasta el 31 de enero ¿y después?

-Tendremos que actuar en función de cómo combatamos la pandemia. Algún sector habrá que ampliarlo, como el turismo. Los ERTE y los créditos ICO son una muy buena herramienta para que las empresas sobrevivan. Se acogieron a ERTE 3,5 millones de personas, y hoy hablamos de 790.000. Habíamos pedido un planteamiento más general, como Alemania, que los tiene hasta final del año 2021 y con el 100 % de exoneración.

-¿Cuál fue el momento más difícil de la negociación?

-No lo sé.

-¿No se insultaron?

-Yo creo que soy un tío educado. Tengo una magnífica relación con los sindicatos, con Pepe, con Unai, y tengo una relación lógica institucional con el Gobierno.

-¿Cuántas empresas zombis hay en España?

-Las había, y lo importante es no hacer más zombis, porque si por orden administrativa te recortan la serie de actividades o de aforos o de horarios, dentro de pocos meses dicen que tú también eres zombi, pero realmente te han matado ellos.

-¿Hay dinero para pagar tanta prestación?

-En este momento Europa pide que se creen los estímulos necesarios para salvar la economía. Esta crisis viene de una enfermedad pero no de errores económicos. Y Europa da otras dos claves, que el dinero se gaste en temas coyunturales y no estructurales, y que hagamos las reformas para poner el país en marcha.

-En medio de esta maraña se avecina una subida de impuestos.

-No hablo de bajarlos, pero no es el momento de subirlos, porque bastante asfixiados estamos ya todos como para que encima nos asfixien algo más. Es un momento de deuda.

-Quieren acabar con la monarquía. Atacan al rey desde los partidos republicanos, pero también una parte del Gobierno.

-Nosotros hicimos apoyo expreso a la Constitución española, a la institucionalidad, a la seguridad jurídica. Cuando hablamos de la Constitución nos encontramos con los 40 mejores años de democracia que tuvimos. Quizá hay que acordarse de Santiago Carrillo, que sí fue a la guerra y también fue capaz de llegar a esos acuerdos. Hay una piedra angular en todo ello, que es la Corona, que es la monarquía parlamentaria. El presidente del Gobierno dijo que en los ránkings internacionales España es uno de los veinte países de mejor calidad democrática del mundo. En ese índice hay ocho monarquías: Reino Unido, Bélgica, Dinamarca, Holanda, Luxemburgo, Noruega, Suecia, España. La corona tiene varios aspectos que son claves: la moderación y la unidad entre todos. Yo no le he visto al rey hacer ningún comentario, hablar de política. El prestigio del rey de España en Iberoamérica es algo excepcional, igual que en Portugal, el Reino Unido, en los países árabes, en Japón, en Corea. El rey es un activo importantísimo, fundamental. El que se lanza es un debate peligrosísimo, de ruptura, de confrontación, de división. Hoy he leído un artículo del presidente de La Voz de Galicia, Santiago Rey, quien planteaba que estamos cansados de debates estériles que no tienen absolutamente nada que ver con la realidad de España. Somos una gente moderada. La vida real no está en ese debate.

-¿Pablo Iglesias le está haciendo el juego sucio a Pedro Sánchez?

-No lo sé. En política no entro. Creo que se equivoca. Y creo que la responsabilidad en el Gobierno exige no hacer ese tipo de declaraciones. Decir que el rey se inmiscuye porque hace una llamada privada porque no pudo acudir a un sitio y se disculpa diciendo: ‘‘Qué pena, me hubiera gustado ir'', creo que no es pecado mortal. Es cortesía.

«La Administración tiene que ser presencial, más eficiente y moderna»

Sobre si hay que reformar la Administración para recortar el gasto, Garamendi argumenta:

-La Administración puede ser más eficiente, mejorar su gestión. Su déficit en digitalización es inmenso; las compañías no tienen. No es tanto por las personas que trabajan en ella como por las herramientas que les dan. Se ve claramente con los problemas que se han generado con los ERTE, la renta mínima. Hay que modernizarla. Si fuese más eficiente, si tuviésemos menos papeleos, menos trámites, más unidad de mercado, todo funcionaría mejor. Como las empresas, debe invitar a la presencialidad. Es fundamental. Tenemos que convivir también con la enfermedad tomando todas las medidas. La Administración también tiene que ser presencial.

-¿Por qué son tan reticentes con el teletrabajo?

-No lo somos, pero sí lo somos cuando nos dicen que este teletrabajo que vivimos en la pandemia es el que se quedará para siempre. No es así. El teletrabajo es una herramienta muy potente, que ha llegado para quedarse, pero de una forma ordenada, dentro de cada empresa del sector. A través de él tenemos un elemento importante para conciliar la vida familiar y la laboral. Pero la actividad presencial es muy importante, diría que hasta básica. El teletrabajo es una herramienta para gestionar mejor, pero puede ser muy peligrosa. En empresas consultoras han entrado 500 jóvenes a trabajar que no conocen a su jefe. No saben quién es, cómo es su cara. Eso no puede ser. Pero, además, en este debate del teletrabajo pero en paralelo hay tótems que no puedo compartir. Alguien debe saber que las empresas le han pagado el ordenador al trabajador hace ya mucho tiempo.

Marcelo Rebelo de Sousa: «Necesitamos más Europa para el equilibrio del mundo»

Sofía Vázquez

El presidente de la República de Portugal participa en el Foro La Toja, donde confiesa que admira a Felipe VI por su «honradez, ponderación y servicio de Estado»

Arropados con una fuerte ovación de empresarios, políticos e investigadores, entraron en el Foro La Toja Vinculo Atlántico dos jefes de Estado: el presidente de la República de Portugal, Marcelo Rebelo de Sousa, y el rey de España, Felipe VI. Los aplausos fueron el primer símbolo con el que a lo largo de la inauguración del encuentro las autoridades presentes arroparon al monarca, que ha sufrido los embates  directos de ministros de Unidas Podemos y dirigentes de ERC, y también la desautorización del Gobierno al vetar su presencia en Cataluña.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Antonio Garamendi: «Lo importante es no hacer empresas zombis por orden administrativa»