Francisco Álvarez Fontenla: «Estaba expedientado a perpetuidade e aínda así fun profesor da USC»

El delegado de la facultad de Ciencias en el curso 1967-68 fue expulsado de la Universidad por su participación activa en las movilizaciones


santiago / la voz

Ganaron, sí. Pero en el camino perdieron mucho. Trece de ellos, el derecho a seguir estudiando en Santiago. Uno fue Francisco Álvarez Fontenla, el delegado de la Facultad de Ciencias en el curso 1967-68. Su participación activa en las movilizaciones le valió la expulsión de la Universidade de Santiago. Así que se matriculó en Salamanca para poder acabar la carrera. «Con tan mala sorte que o día que me ía examinar apareceu o profesor Herráez -uno de los catedráticos que apoyaban al decano Ocón-, que era o novo catedrático de Química Física. Así que el entrou por unha porta e eu saín pola outra para evitar que me corrixira». Al final, la carrera la terminó en Oviedo.

Los recuerdos, como al resto de los protagonistas de una batalla que ya se ha convertido en historia con mayúsculas, se van agolpando a medida que avanza la conversación. Como que, durante años, fue un profesor «ilegal» en Santiago. ¿Cómo ilegal? «Estaba expedientado a perpetuidade e ao cabo dos anos fun profesor da USC». A nadie se le ocurrió mirar los papeles que impedían a Álvarez Fontenla poner un pie en la institución académica compostelana. «Estaba expedientado, pero como xa pasara iso e xa non era estudante, ninguén se preocupou de dicir: “Oia, que vostede non pode presentarse a esta praza”». Y la ganó en septiembre de 1975, apenas unos años después de haber encabezado las revueltas. Justo con los últimos estertores del franquismo.

Las fechas se mezclan un poco. Es normal. Son cincuenta años. Pero los momentos clave de la movilización siguen grabados en la memoria de Francisco Álvarez Fontenla, Pancho. Sí, los disturbios en la explanada de la estación de tren compostelana fueron violentos. Mucho, en realidad. Pero la peor situación se vivió en la asamblea en la Facultad de Medicina a finales de marzo. La salida fue diametralmente opuesta al desalojo del encierro de tres días en el edificio central de la Universidad. Hubo una carga brutal que terminó con 27 detenidos. «Ese día repartiron leña a mazo», dice Álvarez Fontenla. Aun así, siguieron movilizándose.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
9 votos
Comentarios

Francisco Álvarez Fontenla: «Estaba expedientado a perpetuidade e aínda así fun profesor da USC»