El sector de la madera pide que el eucalipto no sea el chivo expiatorio de los incendios

Tamara Montero
Tamara Montero SANTIAGO / LA VOZ

GALICIA

Reclaman mayor gestión forestal y rechazan una trama incendiaria organizada porque no «entendemos cales poden ser os intereses»

26 oct 2017 . Actualizado a las 14:43 h.

«O eucalipto non pode ser o chivo expiatiorio e a explicación» a que hayan ardido 35.000 hectáreas durante un fin de semana en Galicia. Lo ha dicho esta mañana el secretario xeral de la Asociación Sectorial Forestal Galega, Jacobo Feijoo, durante la valoración que los representantes de la cadena de valor de la madera han hecho de la última crisis incendiaria en Galicia, durante la que, lamentaron, «con ligereza enorme se nos ha criminalizado». El problema no es el eucalipto, que «nin é bo nin é malo, hai que xestionalo ben». El presidene del Clúster da Madeira, José Manuel Iglesias, alertó que con el eucalipto «facemos proclamas» y hay posverdad, ya que, según resaltó Alfonso Fernández, vicepresidente de Serfoga «en Ourense, que é a zona na que máis arde de Europa, non hai eucaliptos».

El «gran inimigo» del monte es «o abandono». Por eso el sector aboga tanto por divulgar y fomentar la cultura forestal como por mantener el medio rural productivo. En siete años, la mitad de los los agricultores y ganaderos de Galicia dejarán de trabajar, simplemente porque se jubilan. «¿Que pasa con esa  terra?», se preguntaba Jacobo Feijoo. «Non importa facer concentracións parcelarias se en tres anos están abandonadas», afirmó Fernández.

No hay trama incendiaria

El presidente del Clúster da Madeira también rechazó la existencia de una trama incendiaria organizada en Galicia, ya que «non entendemos cales poden ser os intereses». Sin embargo, los representantes de la cadena de valor de la madera sí reconocieron que existen incendiarios que le prenden fuego al monte y que aprovecha «a ventana climática» de condiciones extremas para hacerlo. Por eso, han reclamado que se hagan más labores de seguimiento y de disuasión de los posibles incendiarios y, sobre todo «que remate a situación de impunidade» con el tema de los fuegos. «Non acabará cos lumes, pero si coas olas catastróficas», explicó Feijoo.

La cadena de valor de la madera ha solicitado un «pacto de país» para acabar con la problemática de los incendios en el que participe toda la sociedad, así como que el tema de los fuegos salga del debate político.