El perro viral no llevaba a su cría calcinada, sino a un conejo para comer

La dueña del can que triunfó en las redes tras los incendios asegura que «Yaki» nunca ha tenido descendencia


Nigrán / La Voz

La imagen de una perra que llevaba en su boca a su cachorro calcinado en los montes de Chandebrito fue una de las más conmovedoras de los incendios y se hizo viral en las redes sociales. Pero la historia construida en torno a esa expresiva fotografía no se ajusta a la realidad. Ni se trataba de una hembra ni mucho menos llevaba un miembro de su prole. Su presa era un conejo que encontró en el monte y que fue a enterrar en un campo cercano «con la intención de hacer acopio de comida», dice la dueña, Diana Nandín. El perro se llama Yaqui y es un palleiro que tiene 15 años y está medio ciego. Diana, que vive al lado de la iglesia parroquial de Chandebrito, no sale de su asombro por la enorme repercusión mediática que ha tenido su mascota en uno de sus habituales paseos para husmear por un poco de comida por los alrededores de la parroquia. «Nos hemos convertido en el cachondeo de todo el mundo», afirmaba ayer, no muy contenta con la inesperada fama que ha alcanzado su mascota de la noche a la mañana.

Un grupo de reporteros aguardaban el martes de la semana pasada la anunciada visita del secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, a la zona devastada de Chandebrito. El fotógrafo de la agencia Efe Salvador Sas capturó la imagen del animal subiendo por la carretera de la iglesia, donde se encontraba el punto de encuentro con el líder socialista. Le dijeron al reportero que se trataba de una perra y su cría, por lo que, de buena fe, así se contó la historia. Al cabo de pocas horas, la foto fue una de las más compartidas de los incendios.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
32 votos
Comentarios

El perro viral no llevaba a su cría calcinada, sino a un conejo para comer