El PSdeG espera una indicación de Ferraz para poder iniciar el proceso de elección del candidato a la Xunta

domingos sampedro SANTIAGO / LA VOZ

GALICIA

XOÁN REY. | EFE

Si se repitieran las generales, el proceso se demoraría al menos hasta mediado de julio

15 mar 2016 . Actualizado a las 05:00 h.

Hace solo una semana que los socialistas gallegos decidieron retrasar las primarias para elegir a su candidato a la presidencia de la Xunta, y ese esquema se mantiene invariable, por mucho que el líder del partido en Galicia, José Ramón Gómez Besteiro, se descartara como posible aspirante tras conocer que está siendo investigado por seis delitos en el marco de la operación Pulpo, que se suman a otros cuatro que se le imputan en el caso Garañón. En tanto no se despeje la situación de la gobernación de España y se diriman cuestiones que atañen al futuro político de Pedro Sánchez, en el PSdeG se mantendrán los relojes parados a la espera de que Ferraz haga alguna indicación para activar de nuevo todo el proceso.

Los tiempos del PSOE gallego están ahora mismo complemente supeditados al calendario trazado por el partido a nivel federal para intentar formar Gobierno. Así que es prácticamente imposible que algo se pueda mover a nivel orgánico antes del 3 de mayo, el día en que expira el plazo para encajar esa nueva sesión de investidura que evite la convocatoria de las elecciones generales para el 26 de junio.

Al margen de la formación de Gobierno, el PSOE también está pendiente de celebrar en mayo un congreso federal que le reclamaron los barones territoriales a Pedro Sánchez como posible vía para desalojarlo de la secretaría general. El caso es que el propio Sánchez recogió el guante mostrando su plena disposición a celebrar un cónclave en el que confía en revalidar su liderazgo.

El caso es que si hay nueva sesión de investidura y Pedro Sánchez tiene la oportunidad de llegar a la Moncloa, las primarias gallegas podría celebrarse hacia finales de junio. En cambio, si se repitieran las generales, el proceso se demoraría al menos hasta mediado de julio.

Tres descartes por ahora

Ese es el calendario que tiene el PSdeG por delante para que los militantes elijan con su voto en urna al candidato de la presidencia de la Xunta. Entre tanto toca esperar o, a lo sumo, moverse entre bastidores para tantear a los posibles aspirantes, después de que fueran descartados tres de los nombres que más pronunciaban los mandos intermedios y muchos los militantes.

Y es que aparte de Besteiro, también el eurodiputado y exministro de Fomento, José Blanco, se hizo a un lado como posible aspirante a la presidencia de la Xunta tras el oportuno proceso de primarias. Eso sí, no pocas personas en el partido lo situaron al frente de una operación bicéfala, dirigida a remover a Besteiro de la secretaría general para ocupar él mismo el mando orgánico y promover a otra persona como posible cartel electoral.

Formalmente también quedó fuera de la carrera el exministro de Justicia, Francisco Caamaño, que al día siguiente de que el PSdeG decidiera retrasar las primarias anunció su fichaje por un bufete de asesoramiento jurídico.

Está por ver ahora si los autodescartes de Blanco y Caamaño eran firmes o se pueden revisar a la vista de los nuevos acontecimientos. En todo caso, no son los únicos nombres que se mascullan en el PSdeG como potenciales candidatos a la Xunta. En los últimos días surge con fuerza también la opción de la viguesa Carmela Silva, presidenta de la Diputación de Pontevedra, a la vez que se repiten nombres como los de Xoaquín Fernández Leiceaga, profesor de Economía Aplicada, o el de Pilar Cancela, secretaria de organización del PSdeG.