Ampliando horizontes


En la política, como en la vida, uno puede encerrarse en su grupo natural y no moverse de esa posición, lo que supone defender a capa y espada lo propio y negar el agua y la sal al otro. O se pueden buscar puntos de encuentro con el distinto para, a partir de la implicación de todos en una tarea compartida, ampliar horizontes y alcanzar objetivos de otra forma imposible. Esta opción es el fundamento de la socialdemocracia clásica, un pacto entre clases que compromete a todos en el crecimiento y la distribución lo más equitativa posible de la riqueza generada. Este pacto social contribuyó decisivamente al progreso europeo de posguerra. Pero se empezó a resquebrajar con el esplendor neoliberal de los 80 y se ha quebrado definitivamente con la crisis actual.

En España, el proceso se ha hecho en la mitad de tiempo y la ruptura final, pilotada por el Gobierno de Rajoy, ha sido mucho más dolorosa. Las medidas económicas, la reforma laboral, los recortes sociales y hasta las políticas de seguridad han fracturado la sociedad y descosido el consenso de la transición. Por eso, la explosión de opciones políticas del nuevo Parlamento ofrecía la oportunidad de recomponer el contrato social roto. El acuerdo PSOE-Ciudadanos podría haber sido un paso, aunque insuficiente, en el buen camino. Pero parece más un movimiento oportunista de Pedro Sánchez, al que le ha sobrado afán táctico y le ha faltado espíritu para elaborar un relato coherente y sólido. Amagó con girar a la izquierda para acabar aparcando a la derecha. Hace tiempo que el PSOE avanza dando tumbos sin saber bien cómo fusionar esas dos almas que le hicieron ser punto de encuentro. Y esa desorientación ha calado en sus militantes, prácticamente la mitad de los cuales han optado por desentenderse de una consulta planteada de forma tramposa y absurda. Echar las campanas al vuelo, como hizo Sánchez, con ese nivel de participación es autoengañarse. Aún tiene por delante el desafío de hacer reconocible al PSOE con un discurso claro y congruente que sume a ambos lados. Es decir, ampliando horizontes.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
11 votos

Ampliando horizontes