Francisco Vázquez: «Yo si me presento gano, no le quepa la menor duda»

Insiste en alertar de la «deriva» que emprendió el partido desde Zapatero


Santiago / La Voz

Lejos de amilanarse, Francisco Vázquez le echó más leña al fuego. El exalcalde de A Coruña y secretario general del PSdeG-PSOE en tres ocasiones distintas ahondó ayer en sus críticas a la «deriva ideológica» que, en su opinión, emprendió el Partido Socialista a partir del año 2000 por parte de unos dirigentes que hicieron de la militancia «un instrumento de vida», a los que se refirió como «okupas».

En el programa Vía V, de V Televisión, que dirige y presenta Fernanda Tabarés, el exalcade coruñés no solo reiteró que un sector numeroso de dirigentes convirtieron el PSOE en una «oficina de empleo», sino que abundó en que un partido «no se puede sustentar en este nivel de sectarismo de aprendices de comisarios políticos», dijo, en alusión a quienes, como la diputada ourensana Laura Seara, criticaron que asistiera junto a Albert Rivera a un acto celebrado por Ciutadans en A Coruña.

Francisco Vázquez no solo se desmarcó de estos comportamientos de sus compañeros de partido sino que llegó a advertir: «Si me presento, gano, no le quepa la menor duda».

Quien fue embajador de España cerca de la Santa Sede puso de relieve que el PSOE ha de ser «un partido abierto», que huya del sectarismo, y subrayó que los okupas «son los que mandan ahora, los que han hecho del Partido Socialista un instrumento personal de vida, de empleo y de trabajo», algo que considera «muy preocupante».

En su intervención televisiva, Francisco Vázquez volvió a defender su presencia en el acto promovido por Ciutadans hace diez días, confesando, además, que ya acudió en otra ocasión a escuchar a Albert Rivera en una intervención en el Casino. Del político catalán dijo que es «un hombre valiente», que desenvuelve su actividad «en un medio hostil», y más ahora que el nacionalismo catalán «se ha echado al monte».

«Fui a mostrar mi disconformidad con la posición del Partido de los Socialistas de Cataluña», esgrimió Vázquez, antes de abundar que también en el inicio de la transición democrática acudió a actos del PCE, a escuchar a Santiago Carrillo, o del PSP para oír a Tierno Galván antes de que su formación se refundiera con el PSOE.

El gesto de Vázquez encontró ayer el refrendo en el alcalde de Lugo, López Orozco, con quien mantiene una buena relación, pues este último destacó que el exregidor coruñés «tivo a xentileza de advertir ao partido» con anterioridad a la celebración del acto de Ciutadans, informa Enrique G. Souto. Es más, Orozco dijo que la participación de Vázquez en dicho acto político le hizo reflexionar acerca de lo importante que es «coñecer o que din os adversarios» políticos. «Non serei eu quen critique a Paco Vázquez», dijo el lucense, zanjando la discusión.

«Un local deshabitado»

Pero el exalcalde de A Coruña fue todavía más allá en sus críticas a la deriva del partido. Puso de relieve que el PSOE «es un local deshabitado desde el punto de vista ideológico», lo cual «permite la okupación» por parte de quienes han hecho carrera en el aparato. No dudó en señalar con nombres y apellidos a algunos de sus adversarios internos, en especial al lobby femenino del partido que cree que le cerró las puertas para que pudiera ser nombrado defensor del pueblo. Citó de este modo a Elena Valenciano, actual número dos del partido, pero también a Leire Pajín, Laura Sera o también a la exministra Trinidad Jiménez, a la que comparó con la «Juanita Calamidad que perdió todas las elecciones».

Tampoco salvó al diputado y exministro José Blanco, que según Vázquez también «formaba parte de ese grupo que hicieron de la política su medio de vida» a partir del congreso del año 2000, el que convirtió a Rodríguez Zapatero en secretario general frente a José Bono.

De la quema salvó, sin embargo, al actual secretario general del PSdeG, José Ramón Gómez Besteiro, a quien se refirió como «una de las pocas esperanzas que tiene el Partido Socialista», al quien además le auguró una importante tarea para «remendar» el partido en Galicia.

Albert Rivera «es valiente» ante un nacionalismo catalán «echado al monte»

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
60 votos

Francisco Vázquez: «Yo si me presento gano, no le quepa la menor duda»