Pacto de no agresión entre PSOE y PP

El incisivo interrogatorio del resto de la oposición contrasta con un suave discurso socialista


Madrid / La Voz

La comisión de ayer dejó una estampa sorprendente. Mientras el resto de los grupos de la oposición mantuvieron una línea de intervención similar, con incisivas preguntas sobre las causas del accidente -más allá del papel del maquinista- y exigían despejar dudas sobre el funcionamiento de los sistemas de seguridad del tramo, el PSOE se descolgó con un discurso suave, prácticamente coincidente con el que luego realizó el PP.

A modo de pacto tácito de no agresión, ya que Gobiernos de ambos signos tuvieron responsabilidad en las decisiones de la línea ferroviaria gallega, tanto el portavoz socialista, Rafael Simancas, como el popular, Andrés Ayala, subrayaron que no son los políticos, sino los técnicos, quienes deciden la seguridad. «También lo ha dicho el portavoz socialista: no es la ministra quien dice que un servicio se puede prestar o no. Es un técnico el que lo hace, con todos los informes pertinentes. No queramos ahora minusvalorar la responsabilidad/capacitación de las personas que cada día hacen que funcionen tantos trenes en España, y la confundamos con la responsabilidad política», resumió Ayala.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos

Pacto de no agresión entre PSOE y PP