La excarcelación de un preso de la Carioca aterroriza a las víctimas

García Adán quedará en libertad este año al expirar su prisión provisional

la voz

La treintena de mujeres implicadas en la operación Carioca están «aterrorizadas» ante la posible puesta en la libertad de uno de los cabecillas de la red, José Manuel García Adán. La denuncia la hace Aliad-Ultreia, que presta asistencia social y jurídica a las víctimas de una compleja trama en burdeles que investiga el Juzgado de Instrucción número 1 de Lugo, cuya titular es Pilar de Lara Cifuentes. García Adán, que era responsable del club Queens, fue encarcelado el 21 de octubre del 2009 en la prisión de Bonxe, poco después del inicio del procedimiento judicial. Tras dos años en prisión provisional por este caso, el auto fue prorrogado por dos más. «El plazo máximo de cuatro años expira en octubre del 2013», señalan desde el colectivo sin ánimo de lucro. Sin una sentencia, el proxeneta será excarcelado este año. Algo parecido ha ocurrido con José Manuel Pulleiro, esbirro de Adán como encargado del club Colina y que está en la calle.

Ambas medidas provocan «una sensación de pánico generalizado» entre las víctimas. La mayoría proceden de Brasil. Algunas llegaron a España engañadas, pero otras no. «Sabía que venía a prostituirme, pero lo que encontré en el club de Lugo fue infernal», relató en su día a La Voz una de ellas. Golpes, abusos por parte de los responsables de los locales y de «ciertos visitantes», deudas e incluso «multas de 60 euros por bajar tarde o de 20 por manchar las sábanas de sangre» fueron algunas de las atrocidades que sufrieron. Aunque tienen la condición de «testigo protegido» y están colaborando con la Justicia aún a riesgo de poner en peligro su integridad física y la de sus familias, todas se hallan en una situación extremadamente precaria a nivel económico, psíquico y social.

Desde Aliad indican que parte siguen ejerciendo la prostitución «como único medio de subsistencia para sí y para sus familias». El impacto de la crisis ha supuesto que otras hayan «huido» hacia países como Suiza, Francia o Italia en busca de trabajo. Recientemente, la Secretaría de Estado para la Seguridad rechazó otorgar una autorización de residencia a la hija menor de edad de una víctima.

Restricciones a la investigación

Desde la apertura de la Carioca, el equipo que dirige la jueza Pilar de Lara para desenmarañar «una compleja macrooperación de corrupción policial, política y social que resulta muy difícil de investigar», indica Aliad-Ultreia, ha sido objeto de todo tipo de presiones y restricciones. «También sembrando dudas sobre la honestidad de su labor a través de intensas campañas de desprestigio», denuncia el abogado de la asociación, Gerardo Pardo de Vera.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
15 votos

La excarcelación de un preso de la Carioca aterroriza a las víctimas